Comentario de Xinhua: Treinta años de cooperación dan energía a China y a países de Asia Central para futuro más brillante

Sin categoría

BEIJING, 25 ene (Xinhua) — El presidente chino, Xi Jinping, presidió hoy martes una cumbre virtual para conmemorar el 30º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y los cinco países de Asia Central: Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán.
En los últimos 30 años se ha registrado un desarrollo notable de sus lazos, los cuales han servido de ejemplo para un nuevo tipo de relaciones internacionales. Sobre la base de los avances y logros del pasado, China y los países de Asia Central están abiertos a un futuro más brillante.
Hace tres décadas, China fue uno de los primeros países en establecer relaciones diplomáticas con los cinco países luego de su independencia, lo que anunció una nueva era de intercambios amistosos basados en el respeto recíproco y la igualdad en el trato. A lo largo de los años, han apoyado firmemente la independencia, la soberanía y la integridad territorial respectivas y han respetado la exploración de sus propias vías de desarrollo.
Desde las relaciones de buena vecindad y amistad hasta las asociaciones estratégicas, China y los países de Asia Central han sido testigos de la profundización de la confianza política mutua y de una creciente la conectividad.
En la búsqueda común de la seguridad y el desarrollo, se han unido para combatir las “tres fuerzas” del terrorismo, el separatismo y el extremismo, así como el tráfico de drogas y la delincuencia organizada transnacional dentro del mecanismo de la Organización de Cooperación de Shanghai, lo que ha creado un entorno favorable para el desarrollo económico y el bienestar de los pueblos de la región.
Las últimas tres décadas también marcan el auge de la cooperación comercial y económica. De acuerdo con información publicada la semana pasada por el Ministerio de Comercio de China, el comercio entre China y las naciones de Asia Central se ha multiplicado por más de 100 desde hace 30 años, y la inversión directa de China en los cinco países supera los 14.000 millones de dólares.
Fue en Kazajistán donde Xi propuso la construcción de la Franja Económica de la Ruta de la Seda, un componente de la emblemática Iniciativa de la Franja y la Ruta que también incluye la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, lo cual condujo a los países asociados a encaminarse por una vía rápida de desarrollo común bajo el principio de amplias consultas, contribución conjunta y beneficios compartidos.
A lo largo de los años, la cooperación de la Iniciativa de la Franja y la Ruta se ha desarrollado con una serie de proyectos emblemáticos, como el oleoducto China-Kazajistán, el gasoducto China-Asia Central, el mayor parque eólico de Asia Central en Kazajistán y los ferrocarriles de carga China-Europa que transitan por la región.
Y la cooperación sigue ininterrumpida a pesar de la COVID-19. China y los países de Asia Central se han mantenido unidos y se han apoyado mutuamente en respuesta a este desafío común. Desde el ofrecimiento de suministros médicos hasta el envío de equipos de expertos y el suministro de vacunas, han ido construyendo una comunidad sanitaria con acciones concretas.
A lo largo de estos 30 años, se han llevado a cabo florecientes intercambios culturales y entre personas en universidades, grupos de expertos y medios de comunicación, y en la preservación del patrimonio cultural, la traducción de obras literarias y artísticas y la cooperación cinematográfica y editorial.
Xi indicó en la cumbre virtual que los principios del respeto recíproco, buena vecindad y amistad, solidaridad y beneficio mutuo son las claves de la cooperación exitosa entre China y los cinco países de Asia Central, así como una valiosa experiencia y riqueza compartida para los países.
En un punto de partida histórico, China está dispuesta a trabajar con los países de Asia Central para aprovechar los logros del pasado, avanzar y hacer frente a los desafíos comunes, como la hegemonía persistente, el aumento del proteccionismo y el unilateralismo y la interferencia de fuerzas externas.
En medio de la pandemia mundial de COVID-19 y de cambios nunca vistos en un siglo, es de interés común para China y los países de Asia Central trabajar en solidaridad como constructores de la paz mundial, defensores del multilateralismo, defensores del orden internacional y practicantes del beneficio mutuo y de los resultados de ganar-ganar, y promover activamente la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad. Fin