AVANCE: Reino Unido publica informe sobre fiestas en Downing Street durante confinamiento, señala “fallas de liderazgo”

Sin categoría

LONDRES, 31 ene (Xinhua) — El Gobierno británico publicó hoy lunes el largamente esperado informe sobre las fiestas celebradas en Downing Street que supuestamente violaron las reglas del país sobre la COVID-19, luego de que fuera presentado horas antes al primer ministro, Boris Johnson.
“Hubo fallas de liderazgo y de juicio por diferentes partes del Número 10 y de la Oficina del Gabinete en diferentes momentos. No se debió haber permitido que algunos de los eventos tuvieran lugar. No debió haberse permitido que otros se desarrollaran como lo hicieron”, señala. “El consumo excesivo de alcohol no es apropiado en un lugar de trabajo profesional en ningún momento”.
Se tiene previsto que Johnson, cuyo cargo de primer ministro ha estado pendiendo de un hilo en medio de llamados de sus oponentes políticos y algunos dentro de su propio partido para que renuncie, emita esta tarde una declaración en la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento británico.
El informe, redactado por la alta funcionaria Sue Gray, no fue publicado en su totalidad, ya que la Policía Metropolitana de Londres pidió el viernes a la Oficina del Gabinete que hiciera una “mínima referencia” a los hechos en cuestión para evitar que fuera perjudicada su propia investigación.
“En el contexto de la pandemia, cuando el Gobierno pedía a los ciudadanos que aceptaran restricciones de gran alcance en sus vidas, algunos de los comportamientos en torno a estas reuniones son difíciles de justificar”, indica el informe.
“Al menos algunas de las reuniones en cuestión representan un grave incumplimiento, no sólo de los elevados estándares que se esperan de quienes trabajan en el corazón del Gobierno, sino también de los estándares que se esperan de toda la población británica en ese momento”, señala.
En las últimas semanas, las revelaciones sobre una serie de fiestas en Downing Street y Whitehall que infringieron las normas han enfurecido al público británico, que siguió obedientemente las restricciones sociales impuestas por el Gobierno, que le prohibieron reunirse con amigos y familiares durante muchos meses en 2020 y 2021. Fin