Gobierno y banca privada cooperan en Venezuela para ampliar créditos al empresariado nacional

Sin categoría

CARACAS, 2 feb (Xinhua) — La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, anunció la noche de este miércoles una serie de medidas económicas dirigidas a incrementar la actividad productiva nacional, mediante la expansión de las carteras crediticias, el incremento de la actividad financiera nacional y la incorporación de nuevos actores económicos.
El anuncio lo hizo Rodríguez durante un encuentro que sostuvieron altas autoridades del Estado venezolano con los principales representantes de toda la banca privada nacional, con quienes han estado discutiendo propuestas para cooperar en favor de la recuperación económica sostenida del país.
Rodríguez destacó que “a través del Consejo Nacional de Economía hemos podido entablar un diálogo muy efectivo y constructivo con el sector privado nacional”.
La vicepresidenta anunció que, tras estudiar las propuestas de los privados, el Gobierno nacional ha decidido reducir el encaje legal a un 73 por ciento, medida que se aplicará durante un tiempo breve para evaluar “y dependiendo como se vaya desempeñando se dará una flexibilización extendida en el tiempo”.
En encaje legal, en el ámbito financiero, es la porción de depósitos de un banco que debe ser mantenido en reservas líquidas y que no se puede usar para inversiones ni préstamos.
La portavoz del Gobierno venezolano aseguró que “la reducción y flexibilización del encaje legal, va a tener un impacto en la actividad crediticia”.
Además, el ejecutivo nacional exhortó al sector de la banca privada a destinar el 10 por ciento de las divisas que tienen en cuentas de sus depositantes al otorgamiento de créditos en bolívares (moneda nacional) indexados a la tasa del valor de la divisa acordado en las mesas de cambio.
Rodríguez resaltó que el referido 10 por ciento “representa el equivalente a 74 millones de dólares que serán créditos para actividades productivas del país”, y precisó que esa es una de las propuestas que fue presentada por la banca privada ante el Gobierno.
Además, el ejecutivo nacional aprobó un capital semilla de 46 millones de bolívares (cerca de 10 millones de dólares) para el Fondo de Financiamiento al Emprendimiento, dirigido a financiar iniciativas económicas incipientes, pequeñas y familiares.
Asimismo, como resultado de la cooperación entre el Gobierno y la banca privada, se decidió simplificar los requisitos para la apertura de cuentas bancarias con el objetivo de masificar la bancarización de la población venezolana, al tiempo que se acordó potenciar la digitalización de la banca y de la economía en general. Fin