Órgano supervisor de policía británica descubre “conducta vergonzosa” en Policía Metropolitana de Londres

Sin categoría

LONDRES, 1 feb (Xinhua) — La autoridad supervisora de la conducta policial de Reino Unido dijo en un informe publicado hoy martes que descubrió evidencia de acoso y discriminación en las filas de la mayor fuerza del país, la Policía Metropolitana de Londres (Met).
La Oficina Independiente de Conducta de la Policía (IOPC, siglas en inglés) emitió amplias recomendaciones a la Met después de realizar nueve investigaciones relacionadas.
En el informe se subrayaron “conductas vergonzosas” de parte de oficiales de la policía, incluyendo racismo, misoginia, hostigamiento e intercambio de mensajes ofensivos en redes sociales.
Las investigaciones de la IOPC comenzaron en marzo de 2018 luego de una acusación de que un oficial de la Met había tenido relaciones sexuales con una mujer vulnerable ebria en una estación de policía. A medida que la operación se expandió, se identificaron problemas que involucraban a oficiales predominantemente de la Estación de Policía Charing Cross.
El secuestro, violación y asesinato de Sarah Everard cometido por un policía de la Met en servicio, quien actualmente cumple una sentencia de cadena perpetua, detonó más preocupaciones acerca de la misoginia que se ejerce en el trabajo policial, así como la violencia contra mujeres y niñas.
La IOPC descubrió mensajes sobre policías que asistían a un festival vestidos como conocidos delincuentes sexuales y numerosos mensajes sobre violaciones en sitios de grupos de chat. También hubo comentarios homófobos y el uso de palabras que podrían considerarse misóginas, racistas o constitutivas de discriminación por discapacidad.
El director regional del IOPC, Sal Naseem, señaló: “El comportamiento que descubrimos fue vergonzoso y estuvo muy por debajo de las normas que se esperaban de los agentes implicados. Aunque estos agentes trabajaban principalmente en equipos en Westminster, que ya han sido disueltos, sabemos por otros casos recientes que estos problemas no son aislados ni antiguos”.
“Durante nuestras investigaciones revisamos miles de mensajes intercambiados por los oficiales, entre los que había muchos muy sexualizados, discriminatorios o referidos a la violencia”, dijo Naseem.
“En general, en su defensa fueron descritos por los oficiales como bromas. Nuestra investigación demostró que el uso de las ‘bromas’ por parte de los oficiales se convirtió en una cubierta para la intimidación y el acoso. Los compañeros tenían miedo de denunciar estos comportamientos por temor a ser condenados al ostracismo, degradados o a que les dijeran que se buscaran otro trabajo”, añadió.
En respuesta al informe, la Met dijo que está profundamente apenada con los londinenses y con todas las personas a las que los oficiales de policía fallaron con su terrible conducta.
“Reconocemos cómo esto dañará la confianza de muchos en la Met”, dijo un portavoz. Fin