ENTREVISTA: Contención de la epidemia, resiliencia y cooperación colocan a China como ejemplo mundial, dice experto argentino

Sin categoría

BUENOS AIRES, 15 feb (Xinhua) — El académico e investigador argentino, Sebastián Schulz, aseguró este martes que China figura como ejemplo para el resto del sistema internacional debido a su capacidad de llevar adelante un conjunto de políticas en tres ámbitos: contención de la epidemia dentro de su territorio, recuperación de la economía local y cooperación con otros países.
Ante la evidencia de un bajo nivel de contagios en la parte continental de China así como de sus indicadores económicos en ascenso y del continuo apoyo a otros países para combatir la pandemia, “China se erige hoy como un ejemplo para el sistema internacional ante un virus desconocido para la humanidad que ha repercutido en la salud y en las economías”, comentó Schulz en diálogo con Xinhua.
“China ha adoptado una estrategia muy efectiva, tendiente a garantizar la salud de su población, sin por ello quitar la importancia a la economía; en consecuencia China ha sido una de las grandes economías que no ha caído, privilegiando tanto la salud como el bienestar económico en el marco de una política de prosperidad común”, argumentó el integrante del Centro de Estudios Chinos de la Universidad Nacional de La Plata.
China junto a regiones como la de América Latina y el Caribe han mantenido además óptimos niveles de intercambio comercial que reflejan el rol jugado por el país asiático para garantizar las cadenas de abastecimiento.
Según datos publicados por la Administración General de Aduanas de China, el país asiático experimentó un aumento del 41,1 por ciento en el comercio birregional durante el 2021 en comparación con el 2020 y que se tradujo en un intercambio de bienes valorado en 451.591 millones de dólares.
En ese sentido, Schulz apuntó que “en un sistema internacional convulsionado donde muchas potencias tendieron al aislacionismo y al proteccionismo, la actitud de China de no cortar su relación con el mundial y dinamizar el comercio internacional, ha redituado en que la crisis no haya sido todavía más nociva para el resto de los países, principalmente para los países emergentes y en desarrollo”, los más afectados por la crisis.
Todo ello en el marco de una política de circulación dual que ha concentrado la atención en el aumento de la demanda interna china pero “sin desconectarla del comercio mundial”, agregó el también investigador en el Centro de Investigaciones en Política y Economía (CIEPE) adscrito a la Red Clacso.
Por otra parte, el comercio exterior de China creció 21,4 por ciento en 2021 con exportaciones que crecieron 21,2 por ciento e importaciones que lo hicieron en un 21,5 por ciento, detalló la citada entidad oficial del país asiático.
Frente a estos indicadores y consultado sobre el papel de China en las cadenas de suministros, Schulz expresó que el “sostenimiento económico de China ha resultado muy beneficioso para apoyar al resto de las economías a nivel mundial. Funcionó como salvavidas de la economía mundial porque su crecimiento económico han funcionado como motor de la economía global”.
En otro punto, el experto ponderó la continuidad de la política de cooperación china para combatir la expansión de la epidemia, principalmente con los países emergentes y en desarrollo, la cual calificó de “multidimensional” y basada en cinco pilares tácticos.
“Por un lado, vemos a China proveer de insumos sanitarios a más de cien países del mundo que van desde respiradores, barbijos, kit de reactivos, guantes; por otro lado, vemos la política de capacitación técnica a través de videoconferencias, transmitiendo la experiencia de China en el combate contra la pandemia”, explicó Schulz.
“Tenemos además la política de vacunas al asumir un rol muy destacado en la provisión de las mismas; el financiamiento a distintas iniciativas de los países emergentes para contener la pandemia; y, por último, la provisión de infraestructura sanitaria en el marco de la Ruta de la Seda de la Salud”, agregó.
Para el académico, la cooperación de China con el resto de los países y la noción de una salida global y conjunta a las vicisitudes y desafíos mundiales vigentes ratifican el planteamiento chino de una comunidad de futuro compartido para la humanidad. Fin