Decretan estado de excepción en zona norte de Chile por crisis migratoria

Sin categoría

SANTIAGO, 16 feb (Xinhua) — El presidente chileno, Sebastián Piñera, declaró hoy miércoles estado de excepción constitucional en cuatro provincias del norte del país, con lo que otorgó facultades especiales a las Fuerzas Armadas para controlar la inmigración irregular en esa zona fronteriza.
La medida de emergencia contempla el despliegue de 672 militares y 100 policías para el resguardo de la frontera norte de Chile, que limita con Bolivia y Perú, en momentos en que el país sudamericano enfrenta una “crisis migratoria y de seguridad”, principalmente en las provincias de Arica, Parinacota, Tamarugal y El Loa, de acuerdo con el gobierno.
El decreto fue publicado este miércoles en el Diario Oficial chileno y se extenderá por 15 días, con la posibilidad de renovarse por otras dos semanas.
“Hemos fortalecido significativamente la presencia, equipamiento y tecnología de quienes deben resguardar nuestras fronteras”, señaló Piñera en declaración a la prensa desde el Palacio La Moneda, sede del Ejecutivo, en la ciudad de Santiago.
El mandatario explicó que los policías y militares podrán realizar patrullajes y controles a pie y en vehículos, además de establecer nuevos puestos de observación, desplegar aviones no tripulados y drones, en medio de un aumento del flujo migratorio por pasos no habilitados y en condiciones extremas.
Se habilitarán también helicópteros para vigilancia y traslado, y se utilizarán cámaras de visión nocturna, térmicas y equipos satelitales de comunicación.
La inmigración irregular “es un problema que no ocurre solo en Chile, ocurre prácticamente en todos los países de América Latina, producto de una migración extraordinaria, que es la consecuencia de la crisis en Venezuela”, aseguró el gobernante.
Agregó que en su país usa todos los instrumentos que la ley otorga “para poder poner orden en nuestra casa”.
“Sí a la migración legal, sí a los que vienen diciendo la verdad a nuestras fronteras, que declaran con veracidad sus propósitos, que vienen a iniciar una nueva vida, que vienen a integrarse a nuestra sociedad, que vienen a aportar al desarrollo de nuestro país y que cumplen con nuestras leyes”, afirmó.
El mandatario chileno mostró por el contrario su rechazo a “la inmigración ilegal, a quienes ingresan engañando o faltando a la verdad, usando documentos falsificados, pasando por pasos no habilitados, con antecedentes penales o que cometen delitos en nuestro país”.
Chile estrenó recientemente una ley de migración que busca “ordenar el flujo migratorio” en el país, según destacó Piñera, quien afirmó que ha estado en conversaciones con países limítrofes como Argentina, Bolivia y Perú para resolver esta situación.
Esta nueva normativa incorpora herramientas para reconducir de inmediato a la frontera a aquellas personas que ingresan de forma irregular al territorio, sin un juicio previo.
La crisis migratoria que enfrenta Chile hace varios meses se ha agudizado en las últimas semanas, con alrededor de una veintena de migrantes muertos por las condiciones extremas de altitud y temperatura al tratar de ingresar por las fronteras.
Actualmente, decenas de personas y familias se encuentran varadas en localidades fronterizas a la espera de una solución de parte de las autoridades, después de haber entrado al país por pasos no habilitados.
A lo anterior se suman las protestas de los habitantes de las regiones norteñas de Arica y Antofagasta, afectadas por un aumento de la delincuencia, la inseguridad y la contaminación en las calles, ante lo que se sienten inseguros e insatisfechos por las medidas adoptadas, según sus reclamos.
Transportistas también han protagonizado huelgas y han bloqueado una serie de carreteras en todo el país, tras la muerte de un camionero presuntamente a manos de extranjeros sin documentación. Fin