Perfil: El sueño de un joven mexicano de conectar Chongqing con su país y América Latina

Sin categoría

CHONGQING, 16 feb (Xinhua) — Julio Cruz, un mexicano de 30 años, llegó a la municipalidad de Chongqing en 2012, el año que marcó el 40° aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y su país natal.
En ese momento, Cruz formaba parte del primer grupo de jóvenes mexicanos que estudiaba en Chongqing, municipalidad ubicada en el suroeste de China. Han pasado diez años y Cruz sigue allí.
Cuando China y México celebran el 50° aniversario de sus relaciones este año, Cruz también está a punto de asumir nuevas responsabilidades en la Cámara de Comercio de México que se establecerá próximamente en Chongqing.
La razón por la que terminó en Chongqing fue debido a una solicitud tardía para los programas de intercambio, lo que generó que el suyo fuera el último cupo disponible. “Cuando supe el resultado, pensé que sería una pesadilla. No sabía nada sobre Chongqing y no hablaba chino”, recuerda Cruz.
Sin embargo, la desconocida ciudad le brindó calidez al joven mexicano. Gradualmente, a medida que salía y hacía amistades, fue creciendo su amor por esta ciudad montañosa. Tomó muchas fotos del impresionante paisaje urbano de Chongqing.
Cruz también conoció a su actual esposa durante el programa de intercambio. Por lo tanto, decidió estudiar una maestría en Chongqing.
Después de graduarse, abrió un restaurante mexicano donde trabajaba también de chef. El restaurante terminó siendo muy popular, teniendo en cuenta que la comida picante es una pasión compartida tanto por la gente de Chongqing como de México. “Creo que la comida mexicana tiene un gran mercado”, asegura Cruz.
Más allá de sus expectativas, su restaurante desarrolló una gran base de clientes y algunos incluso lloraron cuando decidieron cerrarlo en 2018.
Tras su breve carrera como chef, Cruz comenzó a incursionar en los negocios comerciales. Tiene una empresa especializada en brindar consultoría a empresas con sede en Chongqing o México para que establezcan presencia en ambos países y realicen intercambios comerciales.
“Todo el mundo conoce Beijing y Shanghai, pero es fácil ignorar Chongqing, el principal proveedor de motocicletas de México. Sin embargo, tiene un gran potencial aún por explorar”, sostiene Cruz.
Agrega que en estos años, México está prestando más atención a Chongqing y Chongqing también ve las oportunidades que se encuentran en el mercado de América Latina.
En 2012, Nemak, una empresa mexicana, estableció su sucursal en Chongqing con una inversión de casi 130 millones de dólares, convirtiéndose en el primer programa de inversión extranjera que México ha lanzado en China hasta el momento. En 2021, Chongqing también sirvió como ciudad anfitriona de la 14ª Cumbre Empresarial China-América Latina y el Caribe.
De acuerdo con las estadísticas, el volumen comercial entre Chongqing y México alcanzó los 14.050 millones de yuanes (2.200 millones de dólares) en 2021, lo que representa un aumento interanual del 6,1 por ciento, del cual las exportaciones totalizaron 11.880 millones de yuanes, registrando un aumento interanual del 20,1 por ciento.
Cruz también fue testigo del establecimiento de nuevos vínculos culturales entre Chongqing y México. En 2021, el distrito de Fengdu, en Chongqing, estableció una relación de ciudad hermana con Guanajuato, México.
Cruz cree que ahora es mitad mexicano y mitad chongqingués.
“Venir a China me ha cambiado la vida. Amo mucho a Chongqing y quiero conectar a Chongqing con el mercado de América Latina, no solo con el de México”, afirma Cruz. Fin