Titulares de Xinhua: China y Argentina celebran 50º aniversario de sus relaciones diplomáticas

INTERNACIONAL

BUENOS AIRES, 19 feb (Xinhua) — China y Argentina, al celebrar este sábado el 50º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, coinciden en la necesidad de fomentar su cooperación de ganancia compartida, con mayores oportunidades de desarrollo y más bienestar para sus pueblos. Como suelen decir los chinos, “la amistad íntima borra la lejanía”. Hoy en día, con el desarrollo de la globalización económica, la distancia geográfica entre los dos países no supone ningún obstáculo para una cooperación sólida en diferentes ámbitos como la política, la economía, el comercio, las infraestructuras, la ciencia y la tecnología, la cultura, el deporte y la educación. La asociación estratégica integral China-Argentina, establecida en 2014, afianzó unos lazos diplomáticos que se remontan al 19 de febrero de 1972, y el futuro de las relaciones bilaterales es prometedor. AMISTAD Y COOPERACIÓN El presidente argentino, Alberto Fernández, aseguró en una entrevista concedida recientemente a Xinhua en Buenos Aires que la amistad entre ambos países es valiosa e importante. “Hemos logrado acuerdos con China, y hemos logrado que China ponga sus ojos sobre Argentina y nos ayude a llevar adelante, con inversión genuina, proyectos que para nosotros son muy importantes”, declaró el mandatario. Fernández valoró positivamente los lazos bilaterales, añadiendo que “el vínculo entre Argentina y China, para mí, es muy importante. China es un actor central en la economía mundial”. A comienzos de este mes, el presidente de Argentina realizó una visita a China, donde fue recibido por su homólogo chino, Xi Jinping. Ambos mandatarios anunciaron, en Beijing, el lanzamiento del Año de la Amistad y Cooperación China-Argentina 2022, con motivo del 50º aniversario de las relaciones diplomáticas. Durante la visita, Argentina también reafirmó su adhesión al principio de una sola China y el país asiático, a su vez, reiteró el apoyo a la reivindicación argentina de ejercer su derecho de soberanía plena sobre las Islas Malvinas. “Creemos, definitivamente, que hay que respetar la integridad territorial de las naciones. Por eso también siempre acompañamos la idea de que hay una sola China y siempre estuvimos al lado de ese planteamiento”, sostuvo el jefe de Estado argentino, en declaraciones a Xinhua. Argentina y China coinciden además en la importancia de impulsar el multilateralismo, propiciar el comercio internacional basado en reglas comunes y mejorar la gobernanza global. Frente a la pandemia de COVID-19, ambas partes se mantuvieron unidas y se ayudaron mutuamente, dando un buen ejemplo de solidaridad y cooperación entre economías emergentes. Los primeros lotes de insumos sanitarios que envió China a Argentina nada más comenzar la pandemia, en abril de 2020, fueron entregados en cajas con la siguiente leyenda: “Los hermanos sean unidos”, título que refiere a uno de los pasajes del Martín Fierro, una epopeya clásica argentina del escritor José Hernández. “COMPLEMENTARIEDAD NATURAL” “Estos 50 años de relaciones formales constituyen un ciclo muy fructífero. Lo primero que destaco es la continuidad que ha dado Argentina a la profundización de la relación con China, más allá de los distintos Gobiernos nacionales, el hecho de ver a China como socio estratégico de Argentina”, dijo a Xinhua el director del Observatorio Sino-Argentino, Patricio Giusto. El académico destacó que “hay un consenso generalizado en la clase política de nuestro país y eso se ve traducido en cómo han ido prosperando las relaciones bilaterales, sobre todo en los últimos 20 años”. El también profesor visitante en la Universidad de Zhejiang valoró que Argentina y China “se han ido acercando, independientemente de quién gobernaba en cada lado, por una complementariedad natural, que está en plena expansión”. Por su parte, Carla Oliva, coordinadora del Grupo de Estudio sobre China y Argentina (GEChinA), de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), dijo a Xinhua que “en estos 50 años hemos presenciado cambios muy significativos, en particular vinculados con China, y su rol en el escenario internacional”. A su parecer, “estos cambios impactaron en la relación de China con todo el mundo y Argentina no fue la excepción”. “China se transformó en un actor central con amplias capacidades y disposición para utilizarlas” y las relaciones chino-argentinas “dieron cuenta del impacto de la ampliación de esas capacidades”, aseveró. “Con el transcurso de los años, China se transformó en un socio clave para Argentina. Los avances son indiscutibles”, enfatizó la experta. En este sentido, Oliva recordó que “los diferentes Gobiernos argentinos mantuvieron, con matices, una continuidad en la política exterior hacia China, cimentada en su importancia como actor comercial, financiero y tecnológico global”. UNA RELACIÓN SÓLIDA Y ESTABLE EN LO COMERCIAL Los vínculos comerciales entre China y Argentina se han mantenido estables desde el establecimiento de relaciones diplomáticas hace medio siglo. Según datos del Ministerio de Comercio chino, el comercio bilateral aumentó más del 28 por ciento interanual en 2021 y China sigue siendo el segundo socio comercial más grande de Argentina. La académica y experta en comercio internacional Romina Sudack señaló a Xinhua que “la relación bilateral en materia comercial ha ido en evolución sostenible, a partir de acuerdos, memorandos de entendimiento y protocolos, entre otros documentos e iniciativas conjuntas en estos 50 años”. “Se han firmado más de 180 documentos entre ambos países y se puede evidenciar el enriquecimiento de los flujos comerciales, con reciprocidad y facilidades para la importación y exportación de las mercancías producidas por cada una de las partes, así como para el intercambio tecnológico”, valoró la analista. Sudack, integrante del GEChinA, resaltó que “se perfila la voluntad de ambas partes de consolidar, desarrollar y diversificar las relaciones económicas entre los dos países a través de una cooperación más amplia, recíproca y permanente”. Los ejes de esa cooperación incluyen “agricultura, ganadería, pesca, explotación petrolífera, gasífera, carbonífera, la industria alimenticia, frigorífica, petroquímica, carboquímica, medicinal y farmacéutica. También siderurgia vial, naval, ferroviaria, portuaria, industrias de maquinaria liviana en general, equipos para telecomunicaciones, electrónicos y médicos, como también servicios de consultoría, ingeniería y seguros”, enumeró. Ahora es habitual encontrar, en las mesas de hogares y restaurantes de China, productos argentinos como cerezas, uvas, arándanos, mandarinas, limones, arvejas, miel, langostinos, camarones, carne de ave, ovina, porcina y vacuna. A todo ello se suma el apoyo de China para que Argentina modernice su infraestructura. Ese respaldo se manifiesta con la construcción de represas hidroeléctricas en el sur de Argentina para modernizar la matriz energética del país sudamericano, o con la puesta en valor del transporte ferroviario de pasajeros en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, modernizando los trenes de carga que atraviesan provincias agroexportadoras del norte. Y con el financiamiento y las tecnologías para desarrollar paneles solares que permitan sustituir combustibles fósiles por energías alternativas en el noroeste. Sudack mencionó que, en esta nueva etapa de cooperación, el eje estará puesto “en la construcción de instalaciones industriales y en la modernización de las ya existentes, y también en la transferencia de patentes y licencias”. “Se han dado pasos para profundizar en el intercambio bilateral y en pos de dotar de mayor valor agregado a los envíos argentinos”, resumió. Durante la recién concluida visita del presidente Fernández a China, las dos partes emitieron una declaración conjunta sobre la profundización de su asociación estratégica integral y firmaron una serie de documentos de cooperación, entre ellos un memorando de entendimiento sobre la promoción conjunta de la construcción de la Franja y la Ruta. “La adhesión formal de Argentina a la iniciativa de la Franja y la Ruta permitirá un desarrollo muy fuerte del país en sectores como minería, energía y electromovilidad”, dijo Giusto. El experto señaló que la cooperación bilateral a través de la iniciativa de la Franja y la Ruta es “un nuevo hito, que se suma al de 2004 cuando se estableció la asociación integral, y al hito de 2014 cuando se estableció la asociación estratégica integral”. “Las partes han dado sólidos pasos en favor de una profundización de la relación, que no incluye solo lo económico, sino que también tenemos intercambios crecientes en lo cultural, en lo educativo, en lo deportivo y en turismo, pese a las distancias geográficas”, afirmó. En opinión de Sudack, durante los últimos 50 años Argentina pasó a intercambiar con China productos de mayor valor agregado, con un elevado componente tecnológico, lo cual favoreció a más sectores industriales argentinos, integrando también a las pequeñas y medianas empresas del país sudamericano en estos flujos. “Ser parte de la iniciativa de la Franja y la Ruta es positivo y refleja la apertura de China hacia el logro de un multilateralismo con ganancias y beneficios mutuos para todos sus participantes en esta red de crecimiento que Beijing impulsa”, indicó la académica. PERSPECTIVA PARA OTROS 50 AÑOS BRILLANTES Al reunirse en Beijing con Fernández, Xi dijo que China está dispuesta a impulsar los intercambios y la cooperación en varios campos y dar comienzo a otros 50 años brillantes bajo la asociación estratégica integral con Argentina. Giusto remarcó que “con la llegada de Xi al gobierno en 2013, Latinoamérica fue resignificada en la visión estratégica de China, y Argentina no fue la excepción, por ser uno de los actores más relevantes de la región”. “Con el presidente Xi, hubo un nuevo impulso a la relación que, rápidamente, se dio en 2014 con la ampliación de la asociación estratégica integral entre las partes”, recordó el analista, para quien Xi “ha apostado a esta relación de 50 años, dándole un lugar de privilegio a Argentina, que tiene abiertas las puertas de China para que la cooperación se profundice, algo que es muy bueno para nuestro país”. A ojos de Oliva, “la idea de profundizar los vínculos bilaterales es mencionada por funcionarios argentinos de distinto signo político. Esa continuidad también se visibiliza en el sostenimiento de los temas de agenda, aunque con distintas intensidades”. “La presencia de Argentina en la iniciativa de la Franja y la Ruta muestra el respaldo del país sudamericano al modelo de gobernanza planteado por el Gobierno de Xi”, sostuvo la experta. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *