Presidente de Ecuador advierte con gobernar por decreto ante bloqueo de Congreso en aprobación de leyes

Sin categoría

QUITO, 29 mar (Xinhua) — El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, afirmó hoy martes que gobernaría por decreto ejecutivo ante el constante bloqueo de la Asamblea Nacional (Congreso unicameral), de mayoría opositora, que se ha negado a tratar varias leyes enviadas por el Ejecutivo.
En su habitual diálogo semanal con periodistas transmitido desde el Palacio de Gobierno, en la ciudad de Quito, Lasso dijo que desde que fue candidato presidencial tenía en mente que “gobernaría con decreto ejecutivo, con reglamentos a las leyes” en caso de un eventual bloqueo del Legislativo.
La advertencia la lanzó en medio de una tensión política entre el gobierno y la Asamblea Nacional, acentuada tras la reciente decisión del Legislativo que la semana pasada negó y archivó el proyecto de Ley de Inversiones, una iniciativa del Ejecutivo.
Lasso, quien lleva 10 meses de administración, reprochó que de cinco leyes enviadas al Legislativo en 10 meses de gobierno, una fue negada y las demás no fueron tratadas, lo que a su juicio demuestra que a la Asamblea Nacional “poco le importa el Ecuador”.
Las leyes enviadas por Lasso versan sobre comunicación, educación superior, seguridad, inversiones y tributos, que en este último caso entró en vigor por mandato constitucional, al no existir los votos legislativos para su aprobación, una vez vencido el plazo para ser resuelta.
El presidente ecuatoriano subrayó que está abierto al diálogo y a acuerdos, pero no a “pactos” con las organizaciones políticas representadas en la Asamblea Nacional, donde la bancada del movimiento oficialista Creando Oportunidades (CREO) tiene pocos aliados.
Mencionó, además, la posibilidad de incluir en una consulta popular las leyes que la Asamblea Nacional no ha tratado para que sea el pueblo ecuatoriano el que se pronuncie.
El mandatario ecuatoriano adelantó que también prevé hacer algunos “ajustes” en el frente político del gobierno, en momentos en que existe un distanciamiento con varios partidos políticos por desacuerdos y denuncias de corrupción. Fin