Afirma presidente electo de Brasil que gobernará para todos con prioridad a los más necesitados

Sin categoría

BRASILIA, 10 nov (Xinhua) — El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo hoy jueves que gobernará para todos, pero su prioridad será ocuparse de los más necesitados, al retomar las políticas públicas de sus dos primeros mandatos, entre 2003 y 2010.
Al participar en el primer encuentro con el equipo de transición en el Centro Cultural del Banco do Brasil, en la ciudad de Brasilia, Lula, quien asumirá la Presidencia el 1 de enero de 2023, reafirmó que cumplirá sus promesas de campaña.
“No tenemos que avergonzarnos de decir que nuestro voto es el voto de las personas que más lo necesitan. Es para aquellas personas que una vez vivieron en un país que tenían un gobierno que miraba por ellos, que gobernó principalmente para ellos sin olvidar la responsabilidad y la participación de otros segmentos de la sociedad”, señaló.
Lula da Silva defendió la necesidad de volver a discutir la relación entre el capital y el trabajo, ante los nuevos desafíos impuestos por la revolución tecnológica, además de criticar los efectos de la reforma de pensiones aprobada en 2019.
“No se puede vivir en un mundo en el que los trabajadores parecen microempresarios, pero trabajan como si fueran esclavos, sin un sistema de seguridad social que les proteja en la desgracia”, dijo.
Propuso también una discusión económica más amplia, que no sólo tenga en cuenta la cuestión fiscal, sino la dignidad de la población y la igualdad de oportunidades para los ciudadanos.
“La única razón que tengo para volver al cargo de presidente es intentar devolver la dignidad a nuestro pueblo. Si cuando termine este mandato todos los brasileños vuelven a tomar café, comer y cenar, habré cumplido la misión de mi vida”, enfatizó.
Dijo que es necesario “cambiar algunos conceptos en este país”, al considerar como inversiones algunos recursos que hoy en día son vistos como gastos.
El político brasileño expresó también que empresas estatales como el Banco de Brasil no se serán privatizadas y que la petrolera estatal Petrobras “no será desmembrada”, mientras que los bancos públicos de fomento atenderán a pequeñas y medianas industrias.
Señaló, además, que en el proceso de transición y en su futuro gobierno, las fuerzas políticas que apoyaron al presidente Jair Bolsonaro, que no consiguió la reelección, podrán tener participación.
“Solemos decir que quienes cuentan la historia de una nación son los ganadores, los perdedores no tienen derecho a escribir. En este caso me gustaría decirles: los perdedores tendrán derecho a escribir y tendrán derecho a participar en este proceso de transición y en esta gobernanza”, afirmó. Fin