Biden declara incendios forestales en curso en Nuevo México como “gran catástrofe”

Sin categoría

HOUSTON, 4 may (Xinhua) — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el miércoles que los incendios forestales que llevan registrándose durante semanas en el estado suroccidental de Nuevo México son “una gran catástrofe”, y desbloqueó millones de dólares en ayuda para las personas afectadas y los esfuerzos locales de recuperación.
“Existe una gran catástrofe en el estado de Nuevo México”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.
La ayuda federal puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones de viviendas, préstamos a bajo coste para cubrir pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas para ayudar a los residentes locales y dueños de negocios a recuperarse del daño de los incendios forestales, detalla el comunicado.
La gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, solicitó la declaración presidencial de catástrofe el martes.
“Tengo 6.000 personas evacuadas, tengo familias que no saben qué les depara el día de mañana”, dijo Lujan Grisham.
Se encuentran activos siete incendios forestales en el estado montañoso, más que en ningún otro estado, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.
Uno de los incendios, el de Calf Canyon y Hermits Peak, comenzó a mediados de abril como dos grandes incendios, los cuales se fusionaron hace más de una semana en el norte de Nuevo México, donde se han registrado fuertes vientos en 24 de los últimos 30 días.
Las llamas han arrasado hasta el momento más de 160.000 acres (64.750 hectáreas) y cientos de estructuras, dijeron las autoridades.
Además, más de 15.000 hogares podrían verse amenazados esta semana si el incendio de Calf Canyon y Hermits Peak, el segundo incendio más grande en Nuevo México en al menos 30 años, continúa creciendo, dijo CNN, citando al Equipo de Gestión de Incidentes del Suroeste.
Aproximadamente 300.000 acres (121.406 hectáreas) de tierra se han quemado en todo Nuevo México en lo que va del año, más que en los últimos dos años completos combinados, dijo el meteorólogo de CNN Brandon Miller.
La situación es “un evento a largo plazo”, dijeron los condados de San Miguel y Mora en el norte de Nuevo México, en un comunicado conjunto el martes. “No anticipamos tener el ‘control’ de este incendio a corto plazo”.
La temporada de incendios forestales en la región normalmente comienza en mayo o junio, pero este año se ha adelantado debido al clima y a la megasequía que ha dejado al suelo sin nada de humedad.
Los incendios forestales actuales en Nuevo México comenzaron el 5 de abril, según el comunicado de la Casa Blanca. El 23 de abril, la gobernadora dijo que “la mitad del estado tiene un problema de incendios”, ya que más de 20 incendios forestales estaban ardiendo en al menos 16 de los 33 condados del estado, alimentados por ráfagas de viento y condiciones de sequía.
Los incendios forestales se han convertido en una amenaza durante todo el año en el oeste de EE. UU. y se están moviendo más rápido y ardiendo más que nunca debido al cambio climático, dijo ABC News, citando a científicos y expertos en incendios. Fin