Bolivia declara alerta epidemiológica por rebrote de coqueluche

Sin categoría

LA PAZ, 7 nov (Xinhua) — El Gobierno de Bolivia declaró la alerta epidemiológica por el rebrote de coqueluche o tosferina, tras la aparición de cuatro casos, informó hoy lunes el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza.
“Desde el Gobierno nacional hemos declarado la alerta epidemiológica por el surgimiento de la coqueluche o tosferina. Se está desplegando un plan integral para controlar su propagación”, dijo el ministro a los periodistas.
Ante este panorama, el ministro precisó que se modificaron los esquemas de vacunación y se realiza una inmunización corta para proteger la salud de los niños, para lo cual se movilizaron 1.100 profesionales en la salud en el departamento de Santa Cruz (este), donde se registraron los casos.
“Bolivia ha sufrido un rebrote de casos positivos de esta enfermedad (tosferina) que estaba erradicada hace nueve años, hoy son cuatro casos en el país”, indicó la autoridad.
Los pacientes son un niño de un mes, uno de 11 meses, uno de un año y otro de cuatro, que se encuentran hospitalizados y se les realiza el seguimiento médico.
El ministro atribuyó el rebrote de esta enfermedad a la baja cobertura en el esquema nacional de vacunación.
Auza explicó que el coqueluche es una enfermedad bacteriana que afecta la tráquea y el tracto respiratorio, es sumamente contagiosa, afecta a niños pequeños, adolescentes y adultos, pero es más grave en lactantes.
Mencionó que la enfermedad ataca especialmente a niños no vacunados, con el esquema de vacunación incompleto y a adultos que no fueron inmunizados en la infancia.
El 2013, en Bolivia se reportaron tres casos de coqueluche.
Auza instó a los padres de familia a cumplir con el esquema de vacunación de sus hijos.
Por su parte, el responsable nacional del Programa Ampliado de Inmunización del Ministerio de Salud y Deportes, Max Enríquez, manifestó que se desplegó el plan de control epidemiológico.
Enríquez informó además que los cuatro niños que contrajeron esta enfermedad están estables y se trabaja para evitar complicaciones. Fin