Brasil redujo un 8% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2022

Sin categoría

RÍO DE JANEIRO, 23 nov (Xinhua) — Las emisiones de gases de efecto invernadero de Brasil cayeron un 8 por ciento en 2022 en comparación con 2021, aunque fueron las terceras más altas desde 2005, según un informe publicado hoy jueves por el Observatorio del Clima.
El estudio, titulado “Sistema de Estimación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (SEEG)”, muestra, en concreto, que las emisiones pasaron de 2.500 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) en 2021 a 2.300 millones en 2022.
La disminución fue atribuida, principalmente, a la reducción de la tasa de deforestación en la Amazonia y a las lluvias abundantes, que permitieron una reducción récord del uso de las centrales termoeléctricas fósiles en el país.
No obstante, el Observatorio del Clima alertó que entre 2019 y 2022, Brasil emitió 9.400 millones de toneladas brutas de gases de efecto invernadero, volviendo a los niveles registrados entre la década de 1990 y principios de la década de 2000.
Según el informe, el aumento de las emisiones en los últimos cuatro años plantea retos al país sudamericano de cara a cumplir los objetivos de reducción establecidos en el Acuerdo de París y, para hacerlo, las emisiones procedentes de la deforestación en la Amazonia deberán reducirse en un 49 por ciento de aquí a 2025.
Al igual que en años anteriores, los cambios en el uso del suelo, con deforestación en todos los biomas del país, fueron responsables de gran parte de las emisiones de gases en 2022, con un 48 por ciento del total, frente al 52 por ciento de 2021.
A continuación, se situaron las actividades agropecuarias, responsables del 27 por ciento de las emisiones del país y con una subida récord en 2022 respecto al año anterior del 3 por ciento, la mayor desde 2003.
En tanto, en el sector energético, el tercero más contaminante, se produjo un descenso del 5 por ciento en las emisiones de gases, gracias a unas condiciones climáticas favorables para la generación de energía hidroeléctrica, explicó el informe. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *