Canciller chino: Principio de una sola China es ancla de estabilidad entre ambos lados del estrecho de Taiwan

Sin categoría

YAKARTA, 11 jul (Xinhua) — El Consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo hoy lunes que el principio de una sola China es lo que sostiene la estabilidad entre ambos lados del estrecho de Taiwan.
Wang hizo la declaración cuando se le preguntó sobre la causa de raíz de las actuales tensiones entre ambos lados del estrecho de Taiwan y sobre la manera de mantener la paz y la estabilidad entre ambos lados del estrecho de Taiwan, luego de pronunciar un discurso sobre políticas en relación con la adhesión al regionalismo abierto, durante un sesión de preguntas y respuestas en el Secretariado de ASEAN.
Wang señaló que la historia y la práctica han demostrado en repetidas ocasiones que cuando el principio de una sola China es reconocido a plenitud y seguido a fondo, el estrecho de Taiwan permanece en calma y las dos partes gozan de un desarrollo pacífico. Pero cuando el principio de una sola China es desafiado arbitrariamente o incluso saboteado, se generan nubes oscuras o incluso tormentas feroces entre ambos lados del estrecho de Taiwan.
Wang dijo que las actuales tensiones entre ambos lados del estrecho de Taiwan tienen su raíz en el hecho de que las autoridades del Partido Progresista Democrático (PPD) de Taiwan abandonaron el Consenso de 1992, que incorpora el principio de una sola China, lo cual socava el importante cimiento para el desarrollo pacífico de las relaciones entre ambos lados del estrecho, y en que han avanzado aún más por el camino equivocado de la “búsqueda de la independencia con apoyo extranjero”.
Wang indicó además que Estados Unidos está constantemente distorsionando y socavando la política de una sola China, y tratando de usar la “carta de Taiwan” para perturbar y obstaculizar el proceso de desarrollo de China.
Wang señaló que ahora las personas están hablando de mantener el “statu quo” , pero ¿cuál es el “statu quo” de la cuestión de Taiwan? Wang dijo que los hechos son evidentes y claros: los dos lados del estrecho de Taiwan pertenecen a una misma China, y Taiwan es parte del territorio de China. Aunque ha habido antagonismo político entre los dos lados del estrecho de Taiwan, la soberanía e integridad territorial de China nunca se han truncado.
Este es el verdadero “statu quo” del estrecho de Taiwan que no ha cambiado desde tiempos antiguos y no cambiará, dijo Wang, quien añadió que son las autoridades del PPD y las fuerzas externas que intentan “utilizar la cuestión de Taiwan para contener a China” quienes han desafiado y socavado el “statu quo” .
Luego de destacar que la cuestión de Taiwan es el centro de los intereses fundamentales de China, Wang dijo que salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial es la responsabilidad obligada de cada descendiente chino y nadie, ninguna fuerza o país, debe soñar con separar a Taiwan de China.
Luego de señalar que el principio de una sola China también es el principio básico para que China establezca lazos diplomáticos con otros países y constituye una parte del orden internacional posterior a la Segunda Guerra Mundial, Wang dijo que espera y considera que todos los países reconozcan plenamente el serio daño de la “independencia de Taiwan” y su secesión, y que trabajaren con China para defender el principio de una sola China.
Una actitud más clara en la defensa del principio de una sola China y más medidas contundentes para contener a las fuerzas separatistas conducirán a más posibilidades de paz y estabilidad a través del estrecho de Taiwan y a más garantías para la paz y la prosperidad regionales, dijo Wang.
Estados Unidos ha enfatizado recientemente y en múltiples ocasiones que salvaguardaría la soberanía e integridad de todos los países, a lo que, dijo Wang, China otorga gran importancia debido a que se ajusta a las normas básicas que rigen las relaciones internacionales y a los propósitos de la Carta de Naciones Unidas. Pero tomando en cuenta el historial de la parte estadounidense, se debe enfatizar que Estados Unidos no debe incurrir en una doble moral, dar marcha atrás a su posición o cambiarla repentinamente, destacó Wang.
La soberanía y la integridad territorial de China en la cuestión de Taiwan también deben ser respetadas y salvaguardadadas, lo que también es una prueba de la credibilidad internacional de Estados Unidos como país importante, dijo. Fin