Canciller chino se reúne con enviados en Ginebra de países en desarrollo de Asia y África

Sin categoría

QINGDAO, 15 ago (Xinhua) — El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se reunió hoy lunes a través de videoenlace con enviados diplomáticos de países en desarrollo de Asia y África ante la Oficina de la ONU en Ginebra y que están de visita en China.
Wang dijo que China está dispuesta a defender la visión de una comunidad de futuro compartido para la humanidad y a trabajar en solidaridad con otros países en desarrollo para lograr el desarrollo y la prosperidad comunes y hacer que el planeta sea aún más hermoso.
“Ante la actual pandemia de COVID-19, la turbulenta situación internacional y el resurgimiento de la mentalidad de la Guerra Fría, necesitamos más que nunca una ONU fuerte”, señaló.
Indicó que todas las partes deben defender firmemente el sistema internacional con la ONU como núcleo, el orden internacional apuntalado por el derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales basadas en los propósitos y principios de la Carta de la ONU.
Subrayó que la representación y la voz de los países en desarrollo deben ser fortalecidas y que las instituciones multilaterales no deben ser reducidas a herramientas para que ciertos países o grupos de países manipulen y decidan los asuntos internacionales.
Wang presentó los logros de China en el desarrollo de la causa de los derechos humanos, y dijo que China está dispuesta a llevar a cabo intercambios y cooperación en derechos humanos con otros países sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo, con una actitud abierta, para aprender entre sí y progresar juntos.
El consejero de Estado expuso los hechos históricos de la cuestión de Taiwan y la posición solemne de China, subrayando que China debe dar las respuestas necesarias y legítimas a toda provocación flagrante por parte de Estados Unidos.
Se trata de ejercer el derecho legítimo de salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial, así como de salvaguardar el principio de no interferencia en los asuntos internos de otros países, agregó.
Los enviados elogiaron los logros reconocidos mundialmente de China y su fuerte liderazgo, así como los esfuerzos de China para promover el desarrollo, el progreso y la equidad social.
Señalaron que el principio de una sola China establecido por la resolución 2758 de la Asamblea General de las Naciones Unidas es el consenso de la comunidad internacional y la base política para el desarrollo de las relaciones bilaterales entre todos los países y China. Taiwan y Xinjiang son partes integrales de China y los asuntos internos de China no toleran ninguna interferencia.
También indicaron que las cuestiones de derechos humanos no deben ser politizadas y que las medidas adoptadas por China para defender sus derechos legítimos deben ser apoyadas firmemente por la comunidad internacional. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *