China tomará contramedidas resueltas, fuertes y efectivas para salvaguardar soberanía e integridad territorial: Portavoz de cancillería

Sin categoría

BEIJING, 3 ago (Xinhua) — Las contramedidas de China por la visita a Taiwan de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, serán resueltas, fuertes y efectivas, dijo hoy miércoles una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.
La portavoz Hua Chunying dijo en una rueda de prensa cotidiana en respuesta a preguntas pertinentes que China tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar su soberanía e integridad territorial. Todas las consecuencias que surjan a partir de esto serán asumidas por la parte estadounidense y las fuerzas separatistas que buscan la “independencia de Taiwan”.
En retrospectiva, la portavoz subrayó que cada provocación que Estados Unido ha emprendido contra China lo ha abochornado.
Hua dijo que el más reciente ejemplo es que Pelosi y otros incitaron actos de violencia en Hong Kong y defendieron el llamado “hermoso escenario”. Sin embargo, simplemente aceleraron la transición de Hong Kong del caos a la estabilidad y la prosperidad e hicieron que la Perla de Oriente brillara de nuevo.
Cuando se le pidió un comentario sobre funcionarios estadounidenses que intentaron justificar la visita de Pelosi a Taiwan e incluso trasladar culpas, Hua señaló que estos funcionarios están haciendo todo lo posible para inventar excusas y acusaciones. Esto refleja la falta de credibilidad, de conocimiento de la historia, y de introspección de parte del Gobierno estadounidense.
En la historia, el problema de Taiwan fue alguna vez el mayor obstáculo para la normalización de las relaciones China-Estados Unidos, dijo Hua, quien destacó que esto se debe a que China se apega con firmeza al principio de una sola China y no asume compromisos ni hace concesiones en relación con el problema de Taiwan.
Hua dijo que en 1971, Estados Unidos reafirmó ante China los nuevos principios que seguiría con respecto al problema de Taiwan. Estos incluyen: Estados Unidos reconocería que existe una sola China en el mundo y que Taiwan es parte de China; Estados Unidos no repetiría la frase de que el estatus de Taiwan es indeterminado; y Estados Unidos no apoyó ni apoyaría movimientos que busquen la “independencia de Taiwan”.
La parte estadounidense declaró explícitamente en el Comunicado de Shanghai publicado en 1972 que “Estados Unidos reconoce que todos los chinos en ambos lados del estrecho de Taiwan sostienen que sólo hay una China y que Taiwan es parte de China. El Gobierno de Estados Unidos no desafía esta posición”. Los compromisos antes mencionados asumidos por la parte estadounidense dieron inicio al proceso de normalización de las relaciones China-Estados Unidos, dijo Hua.
La portavoz también mencionó el Comunicado Conjunto sobre el Establecimiento de Relaciones Diplomáticas entre Estados Unidos de América y República Popular China emitido en 1978 y el Comunicado Conjunto del 17 de agosto de 1982, los cuales demuestran que los compromisos asumidos por la parte estadounidense son claros y están inscritos en los documentos.
No obstante, en los últimos años, la parte estadounidense distorsiona, oscurece y vacía constantemente el principio de una sola China. También busca con absoluto descaro elevar las relaciones Estados Unidos-Taiwan y envalentona a las actividades separatistas que buscan la “independencia de Taiwan”, dijo Hua.
Ella dijo que el Gobierno de Estados Unidos debió de haber frenado el intento por visitar Taiwan por parte del tercer funcionario de mayor rango del Gobierno estadounidense. Sin embargo, el Gobierno de Estados Unidos conspiró en esta provocación. Esta es la causa de raíz y la verdad detrás de las tensiones en el estrecho de Taiwan.
En los últimos días, muchos líderes de todo el mundo y personas de todos los círculos han expresado su oposición a la visita. El portavoz del secretario general de la ONU acaba de decir que la ONU se seguirá apegando a la resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU y defenderá el principio de una sola China, lo cual demuestra que la justicia predomina entre las personas, dijo Hua.
La posición del Gobierno y el pueblo chinos sobre el problema de Taiwan ha sido consistente. Salvaguardar resueltamente la soberanía y la integridad territorial de China es la firme voluntad de los más de 1.400 millones de chinos. Ningún país, fuerza o individuo debe desestimar la firme determinación, la fuerte voluntad y la gran capacidad del Gobierno y el pueblo chinos para defender la soberanía y la integridad territorial del Estado y para lograr la reunificación y revitalización nacionales, indicó la portavoz. Fin