Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del PCCh celebra reunión para analizar situación de la epidemia y desplegar trabajos clave de prevención y control

Sin categoría

BEIJING, 6 may (Xinhua) — El Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) celebró una reunión el día 5 de mayo para analizar la situación actual de prevención y control de la epidemia de COVID-19, estudiar los trabajos prioritarios de prevenir y controlar sin demora y de manera efectiva la epidemia, y formular disposiciones al respecto. Xi Jinping, secretario general del Comité Central del PCCh, presidió la reunión y pronunció un discurso importante.
En la reunión se indicó que desde el estallido de la epidemia de COVID-19, persistiendo en la primacía del pueblo y de la vida, en la prevención de la importación de casos y de repuntes dentro del país y en la estrategia dinámica de cero contagio de COVID, hemos venido ajustando las medidas antiepidémicas según cambian los tiempos y las situaciones, con lo cual hemos logrado importantes resultados estratégicos en la prevención y el control de la epidemia. A partir del pasado mes de marzo, aunando nuestros esfuerzos y voluntades, todas las masas populares del país hemos superado la prueba más dura de la prevención y el control epidémicos que hemos afrontado desde la batalla en defensa de Wuhan, cosechando éxitos por fases. La práctica ha demostrado que, en cuanto a la prevención y el control de la COVID-19, nuestra directriz está determinada por la naturaleza y el propósito del Partido, nuestra política puede superar las pruebas de la historia y nuestras medidas son científicas y eficaces. Hemos ganado la batalla en defensa de Wuhan, y lo mismo haremos sin duda alguna en la defensa de la gran metrópoli de Shanghai.
En la reunión se destacó que la propagación global de la COVID-19 aún se encuentra en un nivel elevado, el virus todavía está mutando y aún existe una gran incertidumbre sobre la futura evolución de la pandemia, por lo que estamos lejos de poder relajarnos o tomar un descanso. Siendo un gran país demográfico, China se caracteriza por el gran número de su población envejecida, el desarrollo desequilibrado entre las diferentes regiones y la insuficiencia del volumen total de recursos médicos, de modo que la relajación en la prevención y el control de la epidemia causará infecciones a una mayor escala, altas cifras de pacientes con síntomas graves y víctimas mortales, así como consiguientes impactos fuertes en el desarrollo socioeconómico y en la vida, seguridad y salud del pueblo. Se debe comprender de forma profunda, completa e integral las directrices y políticas de la prevención y el control epidémicos que ha establecido el Comité Central del Partido, superar resueltamente la falta de conocimiento, la insuficiencia de preparación, la deficiencia de trabajo y otros problemas, rechazar firmemente las actitudes negativas como la de creerse infalible, el desprecio y la indiferencia, mantener siempre una mente clara, adherirse inquebrantablemente a la estrategia dinámica de cero contagio de COVID, y luchar decididamente contra todas las opiniones y acciones que distorsionen, nieguen o pongan en duda las directrices y políticas antiepidémicas de nuestro país.
En la reunión se indicó que la persistencia lleva a la victoria. En la actualidad, el trabajo de la prevención y el control de la epidemia se encuentra en un período tan crítico y difícil como navegar en barco a contracorriente: de no avanzar, retrocederá. Por lo tanto, los comités del Partido y los Gobiernos de todos los niveles deben afianzarse en las convicciones, comprender profundamente lo complejo y arduo de la lucha antiepidémica, implementar resueltamente las decisiones y disposiciones del Comité Central del Partido, desplegar el espíritu de lucha, asumir la responsabilidad que les corresponda y cumplirla cabalmente, con miras a construir decididamente una fuerte barrera de prevención y control epidémicos y consolidar firmemente los logros tan arduamente obtenidos en la prevención y el control de la epidemia.
En la reunión se enfatizó en que es menester acelerar el tratamiento de los brotes epidémicos colectivos en ciertas zonas. Hay que realizar la detección de ácido nucleico, el aislamiento, la hospitalización y el tratamiento a todas las personas que deban ser detectadas, aisladas, hospitalizadas y tratadas, practicar la coordinación y el actuar conjunto en los eslabones clave, como la prueba de ácido nucleico, la investigación epidemiológica, el aislamiento y traslado y la administración y control comunitarios, para asegurar la detección y el control oportunos de las personas infectadas y los grupos de riesgo. Han de fortalecer la construcción de capacidades de prevención y control, intensificar la cooperación regional y la coordinación dentro de la provincia, así como hacer debidamente los preparativos suficientes tanto en mano de obra como en materiales para responder a la epidemia. Es necesario perfeccionar de manera oportuna las medidas de prevención y control evitando la simplificación excesiva y la aplicación de un único criterio a todos los casos, intensificar la investigación y prevención de las mutaciones del coronavirus, y, al mismo tiempo, llevar a buen término los trabajos relativos a la garantización de la manutención básica de las masas y al suministro de materiales de vida a ellas, así como garantizar sus necesidades de asistencia médica. Es imperativo implementar estrictamente las medidas de prevención y control epidemiológicos regulares, cumplir por completo la exigencia de controlar simultáneamente a las personas, los materiales y el medio ambiente en la prevención de importación de casos, y concretar las responsabilidades tanto de las industrias como de las entidades. A fin de ganar la guerra popular de prevención y control de la epidemia, hay que apoyarse fuertemente en las masas populares, mejorar la difusión de la información epidémica, responder activamente a las preocupaciones sociales, orientar a las amplias masas para que fortalezcan su sentido de responsabilidad y autoprotección, asuman conscientemente la responsabilidad y obligación de prevención y control, y pongan en práctica las medidas de protección diaria para individuos y familias, así como promover y reforzar el trabajo de inmunización y vacunación, consolidando así la defensa de prevención y control fundados en las masas.
En la reunión se indicó que los comités del Partido y los Gobiernos de todos los niveles, así como los distintos sectores de la sociedad, deben concertar sus pensamientos y acciones con las decisiones y disposiciones del Comité Central del Partido, y mantener conscientemente un alto grado de identificación con él en ideología, política y acción; abstenerse de descuidar la vigilancia, superar el cansancio de combate y vencer la mentalidad de una supuesta buena suerte y la de aflojar los esfuerzos; y movilizar al pueblo de todo el país y hacer una disposición general, todo con el fin de llevar a cabo la labor de prevención y control de la epidemia de manera efectiva y detallada, conscientes de que el tiempo apremia y con el espíritu de aprovechar cada minuto y cada segundo. Los organismos del Partido de todas las instancias, sus numerosos miembros y los cuadros deben continuar abalanzándose antes que nadie, luchando tenazmente y desempeñando el papel de baluartes de combate y la función pionera y ejemplar. Es necesario divulgar los modelos avanzados y los méritos ejemplares que han surgido en la lucha contra la epidemia, estimulando así a los amplios cuadros y masas a fortalecer su confianza y superar las dificultades aglutinando esfuerzos y voluntades, con el fin de llevar a buen término el trabajo antiepidémico.
En la reunión también se estudiaron otros asuntos. Fin