EEUU es instado a dejar de inventar y propagar mentiras y rumores para difamar a China

Sin categoría

BEIJING, 31 may (Xinhua) — El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China Zhao Lijian instó hoy martes a Estados Unidos a dejar de inventar y propagar mentiras y rumores de todo tipo para difamar y denigrar a China, y dejar de interferir en los asuntos internos de China en nombre de las llamadas cuestiones de los derechos humanos.
En un reciente discurso, el secretario de Estados estadounidense, Antony Blinken, calumnió a China sobre cuestiones relacionadas con Xinjiang, Tíbet y Hong Kong.
En respuesta, Zhao dijo en una conferencia de prensa diaria que las denigrantes acusaciones acerca de “genocidio”, “crímenes contra la humanidad” y “campos de detención” en Xinjiang hechas en el discurso de Blinken no son más que las mayores mentiras del siglo.
Zhao indicó que China ha aclarado repetidamente la verdad presentando los hechos al respecto. Desde la liberación pacífica del Tíbet hace más de 70 años, el Tíbet ha presenciado prosperidad económica, armonía social, y desarrollo religioso y cultural. Desde la implementación de la Ley de la República Popular China sobre la Salvaguardia de la Seguridad Nacional en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, el llamado “hermoso panorama a contemplar” ante los ojos de ciertos políticos estadounidenses ha desaparecido.
“Todas las mentiras impulsadas por la parte estadounidense han sido destrozadas frente a los hechos y la verdad una y otra vez. Entre más desesperados están los políticos estadounidenses en repetir mentiras tales como ‘genocidio’, más quedará expuesta su naturaleza acosadora e hipócrita, la credibilidad y reputación de Estados Unidos se corromperá más y provocará más indignación entre los chinos contra los actos de Estados Unidos”, indicó.
Subrayó que todas estas acusaciones que Estados Unidos está haciendo contra China reflejan exactamente los pecados originales y numerosos crímenes estadounidenses que no pueden ser limpiados. “Hablando de los pecados originales, los indios estadounidenses aún viven en reservas dispersas después de sobrevivir al brutal pasado de genocidio y crímenes contra la humanidad. Los afroestadounidenses fueron sujetos a trabajo forzado en plantaciones algodoneras, y aún ‘no pueden respirar’ en la actualidad”.
Mencionó que hay mucho más acerca de los atroces crímenes de Estados Unidos. Para ser específicos, la resignada política del Gobierno de Estados Unidos frente a la COVID-19 ha costado más de un millón de vidas, un precio por su irresponsabilidad e incapacidad. Los continuos tiroteos en Estados Unidos, que cobran más de 110 vidas al día en promedio, han roto no sólo el llamado sueño americano, sino también los corazones de millones de estadounidenses.
Estados Unidos ha invadido deliberadamente e interferido militarmente en otros países, matando a más de 800.000 personas y convirtiendo a más de 20 millones de personas en refugiados en Irak, Siria y Afganistán, añadió.
“Me pregunto, ¿en qué posición se encuentran los funcionarios estadounidenses para criticar a China de una manera condescendiente y descarada?”, dijo Zhao.
Instó a Estados Unidos a respetar seriamente la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo de China, dejar de inventar y propagar mentiras y rumores de todo tipo para difamar y denigrar a China, y dejar de interferir en los asuntos internos de China en nombre de las llamadas cuestiones de derechos humanos
“Estados Unidos debe enfrentar directamente su propio deplorable historial de derechos humanos, dejar de actuar como un predicador condescendiente y mantener su propia casa en orden”, dijo Zhao. Fin