Empresario uruguayo saborea éxito de comercio de carne en China

INTERNACIONAL

HEFEI, 9 dic (Xinhua) — Mientras los filetes crepitan en la parrilla de un asador situado en la ciudad de Wuhu, en la provincia de Anhui, en el este de China, la pantalla de la pared muestra vídeos de vastas praderas y tranquilos rebaños de ganado en Uruguay, de donde proceden los manjares. En medio de la continua profundización de la cooperación económica, comercial y agrícola entre China y Uruguay, Gabriel Martín, empresario uruguayo y propietario de este restaurante asador, ha llevado los filetes de Uruguay a las mesas de muchas familias y también de restaurantes chinos. En 2012, Martín llegó a Shanghai para estudiar. Al ver el vasto mercado de consumo de China y su enorme potencial, Martín empezó a explorar el negocio del comercio de carne vacuna en China. En ese momento, Uruguay era conocido por su fútbol en China, mientras que su carne vacuna seguía siendo poco conocida. Para poner en marcha su negocio, Martín montaba en bicicleta y llevaba muestras de carne vacuna uruguaya a supermercados y restaurantes de todo Shanghai. El viaje de promoción fue muy largo y arduo. A Martín le tomó ocho meses conseguir su primer cliente. En 2017, Martín y su esposa Zhang Jin regresaron a la ciudad natal de ella, Wuhu, donde abrieron el restaurante asador además del comercio de carne vacuna. Orgulloso de la calidad de la carne vacuna uruguaya, Martín afirmó que, mientras el nivel económico de China sigue mejorando, también aumenta la demanda de alimentos de calidad por parte de la población, incluida la carne vacuna uruguaya. Este año se cumple el 35 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Uruguay. En noviembre, los dos países firmaron documentos de cooperación relacionados con el comercio y la inversión, la economía digital y el desarrollo ecológico, entre otros. En cuanto al acceso al mercado de productos cárnicos, Uruguay también firmó cinco nuevos protocolos con China, incluido uno que permite la exportación de tripa de ternera a este país. De acuerdo con Martín, muchos clientes chinos prefieren la tripa de ternera por ser un manjar especial, especialmente adecuado para el estofado. Cree que el nuevo ajuste puede ayudar a ampliar la oferta de tripa de ternera al tiempo que reduce su precio, lo cual es una buena noticia para los amantes de la gastronomía. Además, se espera que aporte unos 150 millones de dólares anuales de ingresos a las fábricas uruguayas y a los productores de carne al ayudar a Uruguay a exportar subproductos ganaderos. Tan sólo en septiembre, Martín importó diez contenedores de carne vacuna de Uruguay y los envió a las principales ciudades de China. Se está preparando el segundo restaurante asador de Martín en Zhengzhou, en la provincia de Henan, en el centro de China. Su negocio en internet también despegará pronto. Datos de la Administración General de Aduanas mostraron que el volumen comercial entre China y Uruguay alcanzó los 7.440 millones de dólares en 2022, 60 veces más que cuando ambos países establecieron lazos diplomáticos. Martín dijo que mientras la cooperación entre Uruguay y China continúa expandiéndose, se vuelve aún más confiado en el futuro del comercio de carne vacuna en China. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *