ENTREVISTA: Encuentro de presidentes chino y estadounidense “importantísimo” para ambos países y el mundo, según académico argentino

Sin categoría

BUENOS AIRES, 15 nov (Xinhua) — Una relación bilateral estable entre China y Estados Unidos es de “importancia central para el mundo”, teniendo en cuenta que son las dos principales potencias y tienen una serie de temas críticos en cuestión, afirmó hoy martes el director del Observatorio Sino-Argentino, Patricio Giusto.
El profesor visitante en la Universidad de Zhejiang dialogó con Xinhua luego de la reunión que el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, mantuvieron el lunes pasado, antes de la 17ª Cumbre del Grupo de los Veinte (G20) en Bali, Indonesia.
“Si hay estabilidad en esta relación, se ordenan un montón de otras cosas en el plano internacional y que el mundo necesita más que nunca en este momento”, enfatizó el experto.
El académico resaltó los “gestos elocuentes de una suerte de apaciguamiento o de intención de empezar a negociar y clarificar mucho mejor las cosas entre ambas partes”, y consideró que “hay un principio de acuerdo sobre ciertas líneas rojas que cada uno de estos países está dispuesto a respetar del otro”.
“El encuentro en Bali fue un paso importantísimo, porque la reunión podría no haberse hecho, y se hizo, con lo cual se ve que hay voluntad de las dos partes”, añadió Giusto.
En este sentido, el analista destacó la intención de China de enmarcar la relación con Estados Unidos a partir del respeto mutuo, la coexistencia pacífica y la cooperación en pos de ganancias compartidas.
“Estos tres principios son prácticamente los que han guiado la política exterior china. Son valores que son parte de la visión, del concepto de una comunidad de futuro compartido para toda la humanidad del presidente chino, Xi Jinping”, consideró el académico.
Añadió que impulsarán a los dos países a encontrarse a medio camino y desempeñarán un papel importante en la promoción de la paz, la estabilidad y el desarrollo mundiales.
“Se suman a ellos los principios del respeto a la soberanía de los otros Estados y la no interferencia en los asuntos de otros Estados, puntos importantes de la política exterior de China”, añadió el experto.
Giusto remarcó que de avanzar en estos principios que China pregona con hechos, no sólo con palabras, la situación bilateral, y también el contexto global, estarán en una mejor posición, en el marco de desafíos inéditos derivados de la pandemia de la COVID-19 y de la necesaria recuperación económica a nivel internacional.
Además, mencionó que el vínculo entre China y Estados Unidos debe estar guiado por una máxima, que es buscar la paz y la seguridad mundial, así como favorecer la promoción del desarrollo.
“En un contexto global desafiante, la comunidad internacional espera que China y Estados Unidos tomen la iniciativa en la defensa de la paz y la seguridad mundial y en la promoción del desarrollo y la prosperidad global”, planteó el entrevistado.
El académico resaltó la postura de China, “que se ha mostrado en favor de aliviar las tensiones en temas regionales y a fin de ayudar a librar al mundo de la COVID-19, con énfasis en la salvaguarda del sistema internacional basado en reglas, dando así impulso al desarrollo y a la estabilidad global”.
“Siempre, recordando que los tres comunicados conjuntos China-EE. UU. son parte de la historia bilateral y reflejan el compromiso político de las dos partes”, subrayó.
Giusto enfatizó que el principio de una sola China es clave para la base política de las relaciones bilaterales ahora y en el futuro.
“La historia muestra que un lazo amistoso de cooperación ha traído más beneficios para las partes que las posturas de confrontación, ruptura o desacoplamiento”, añadió. Fin