ENTREVISTA: Temporada de sargazo se amplía en playas de México por calentamiento global y contaminación, afirma experta

Sin categoría

Por Carina López
MÉXICO, 5 may (Xinhua) — La temporada de sargazo se ha ampliado este año en playas del sureste mexicano, debido a fenómenos como el calentamiento global, la contaminación marina y la tala de vegetación en manglares o selvas, afirmó últimamente la especialista en ciencias del mar, Vivianne Solís-Weiss.
La especialista en oceanografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sostuvo en una entrevista con Xinhua que en enero de este año se registró una llegada temprana del sargazo, luego de que de manera habitual la macroalga comenzaba a presentarse a inicios de mayo.
Solís-Weiss expuso que anteriormente el arribo masivo del sargazo a costas mexicanas era desde mayo hasta octubre con un pico en agosto, pero ahora se ve que comenzó de manera temprana por las imágenes de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.
Explicó que residuos de madera y desechos urbanos contaminan las aguas del Caribe de México, al tiempo que se convierten en abono o nutrientes, lo que provoca que el sargazo duplique su volumen cada 15 o 18 días.
“Si hay más calentamiento global, más contaminación que llega al mar, más contaminación producida por el ser humano, se dan las condiciones favorables para que el problema crezca de forma acelerada”, dijo la experta en oceanografía.
La investigadora de la UNAM señaló que al ampliarse la temporada de sargazo, se esperan picos para julio-agosto o cuando haga más calor y lleguen las algas que ahora están en Brasil.
“Si todo esto continúa a un ritmo tan acelerado sólo podemos esperar un desastre. Tenemos un paraíso en las playas que se puede convertir en un infierno, si se llenan de sargazo y no se hace un plan integral para combatirlo”, alertó Solís-Weiss.
De acuerdo con la entrevistada, la principal afectación por la llegada de la macroalga está en el turismo, pues las playas tienen un mal aspecto y despiden un olor desagradable cuando se pudre en las playas.
“Las pérdidas en la actividad turística es la afectación más grave derivada del exceso del sargazo que debemos atender en el estado de Quintana Roo (sureste)”, aseveró, ya que ahí la mayoría de la gente vive del turismo.
Respecto a la flora y la fauna, la especialista comentó que una de las especies más afectadas por el fenómeno corresponde a las tortugas marinas, ya que el sargazo estancado en la playa les impide desovar donde lo hacían o a las tortuguitas recién nacidas le imposibilita avanzar al mar.
Animales marinos a su vez se quedan atrapados entre las algas y la arena, lo que les ocasiona que mueran en las playas.
“La fauna que está atrapada entre el sargazo también muere. Toda esa masa flotante llegando a la playa les quita luz y oxígeno a los pastos marinos, donde se alimenta buena parte de la fauna marina”, detalló.
A partir de 2018, cuando el sargazo llegó a los 2.800 kilómetros cuadrados, lo que representó una cifra récord, se ha recurrido al menos a tres estrategias para intentar su contención: poner barreras cerca de las zonas de arribo, sacarlo del agua con embarcaciones acondicionadas para ello y su recolección de forma directa en playas.
La científica propuso asumir el problema de manera integral, es decir, desde su detección temprana para saber con antelación a qué lugares llegará y así evitar que todo ese material orgánico llegue a las playas para descomponerse.
“El sargazo absorbe metales pesados, cianuro y todo tipo de metales que llegan al mar producto de las actividades humanas. De tal modo que cuando se quiere utilizar como materia prima para otros fines o productos no se puede, pues pueden ser venenosos para el humano o los animales”, detalló.
Recomendó en ese sentido analizar desde el punto de vista químico cada arribazón, para saber así cómo se puede utilizar sin riesgo.
La Secretaría de Marina (Semar) de México advirtió recientemente sobre la “alarmante” llegada de sargazo a las costas mexicanas, al prever que será de unas 32.000 toneladas, luego de recolectar en lo que va de este año casi 9.500 toneladas.
El sitio turístico más afectado por esta alga es Tulum con el 40 por ciento de sus playas, seguido del Recodo (30 por ciento), Puerto Morelos (20 por ciento) y Mahahual (15 por ciento), según la Semar. Fin