ENTREVISTA: Utilización del renminbi para pago de importaciones a China mejora perspectiva económica de Argentina

Sin categoría

BUENOS AIRES, 27 abr (Xinhua) — La utilización del yuan o renminbi (RMB) por parte de Argentina para el pago de las importaciones con origen en China mejora la perspectiva del país ante un escenario económico y financiero complejo, opinó hoy jueves el economista argentino, Jorge Marchini.
El profesor en la Universidad de Buenos Aires y vicepresidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA) dialogó con Xinhua a propósito del reciente anuncio de Argentina sobre el pago de bienes intermedios a China con la moneda local del país asiático, mediante el acuerdo “Swap” convenido bilateralmente.
“En particular, en este momento, este anuncio tiene una especial significación, sobre todo por las dificultades de la balanza de pagos de Argentina y por la falta de reservas del Banco Central; a esto se suman algunos factores externos y locales, como una muy mala cosecha y una sequía muy fuerte”, expresó el economista.
A su vez, agregó, “este verano ha significado una caída de la producción, de las exportaciones, además de un aumento de las tasas de interés internacionales”.
De acuerdo con el Ejecutivo argentino, la medida anunciada la víspera busca proteger las reservas internacionales del país sudamericano, sustituyendo con yuanes pagos de importaciones por 1.040 millones de dólares en abril y por 790 millones de dólares en mayo, según indicó el ministro de Economía, Sergio Massa.
Para Marchini, la decisión es el reflejo de una fuerte relación comercial y de cooperación en distintos ámbitos entre Argentina y China, que además permite un acercamiento mayor entre ambos países, todo ello en un contexto de cambios y dificultades a nivel geopolítico, económico y financiero.
“Hay un tema que plantea el mundo actualmente que son los desequilibrios en el comercio y también los financieros, a nivel internacional”, continuó.
“El dólar estadounidense tiene una condición en debate, su estabilidad, la estabilidad de los flujos financieros que provoca, el flujo de ahorro, se plantea toda una referencia también a la condición de acumulación de ahorros y financieros, las condiciones de crédito”, agregó el vicepresidente de FILA.
Para el experto, el ejecutar una transacción comercial con la moneda de uno de los países, e incluso hacia el futuro, a través de un intercambio de monedas locales, sin el uso del dólar, habla incluso de las posibilidades de crédito mutuo, demostrando un nivel de entramado y compromiso mayor entre las economías.
Para Marchini, Argentina, que por las condiciones de su economía ha estado inscrita en el “área dólar”, no está exenta del impacto causado por la aparición de otras condiciones del comercio internacional en las que “la aparición de China es muy importante”.
El entrevistado además se refirió al lanzamiento, casi a finales del año pasado, del “Renminbi Clearing Bank” en Argentina, que ofrece servicios de operaciones en moneda china a instituciones financieras de Argentina, destacando la complementariedad de este servicio con la reciente medida.
Asimismo, afirmó que un mayor uso del yuan en transacciones comerciales refleja la confianza del mundo en la economía china.
“China es un país importante, con un espectro muy grande y muy conveniente, de oferta y de potencialidad de encontrar requerimientos que son buscados también por otros países del mundo. Esto es un primer paso, para poder verlo como un área de interés mutuo y por lo tanto de reconocimiento de las condiciones de China”, aseveró.
En una mirada regional, Marchini destacó la relevancia de que cada vez más operaciones en el ámbito comercial y financiero incluyan al renminbi, como el reciente acuerdo con el Banco Central de Brasil para establecer arreglos de liquidación de yuanes.
“Sin duda, Brasil es el país más importante de América del Sur, por lo tanto, un tipo de acuerdo de complementación y de aceptación de monedas propias en el comercio, por la significación y cualidades de Brasil, va a ser muy importante, no hay ninguna duda”.
En versión del economista, el renminbi ha ganado cada vez más espacio y reconocimiento en el mundo, y guarda un futuro potencial de mayor internacionalización.
“Pocos años atrás parecía imposible la posibilidad de que se utilizara una unidad monetaria china dentro de las reservas internacionales del Fondo Monetario Internacional (FMI), por decir un ejemplo; esto fue superado, hoy en día está dentro de la canasta de monedas del FMI, lo cual ya es un reconocimiento también por parte de otros países”, concluyó. Fin