Es momento de que el G7 despierte del sueño de potencias imperialistas: Portavoz china

Sin categoría

BEIJING, 4 ago (Xinhua) — Una portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China refutó hoy jueves severamente una declaración relacionada con Taiwan emitida por los ministros de Relaciones Exteriores del G7 y el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y dijo que la China de hoy no es la vieja China que fue acosada y pisoteada por otros hace más de cien años. Es momento de que ellos despierten de su sueño de potencias imperialistas.
Los comentarios de la portavoz Hua Chunying se hicieron luego de que los ministros de Relaciones Exteriores del G7 y el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad emitieron el miércoles una declaración relacionada con Taiwan.
“Al parecer, estos ministros de Relaciones Exteriores todavía creen que están viviendo en la era de las Fuerzas Aliadas de Ocho Potencias hace más de 120 años. El mundo actual ya no es un mundo en el que las potencias imperialistas puedan mostrar su poder y hacer lo que quieren en China, ni la China actual es la vieja China acosada y pisoteada por otros hace más de 100 años”, dijo Hua.
China tiene el derecho de salvaguardar su soberanía e integridad territorial. El motivo fundamental de las tensiones actuales en el estrecho de Taiwan es que la parte estadounidense, sin tener en cuenta la enérgica oposición y las gestiones solemnes de China, se mostró indulgente con la visita a Taiwan de su funcionaria gubernamental con el tercer mayor rango a bordo de un avión militar de Estados Unidos, indicó Hua. “Esto ha socavado seriamente el principio de una sola China y la soberanía e integridad territorial de China”.
“La parte estadounidense hizo primero provocaciones maliciosas, mientras que China ha sido obligada a actuar en autodefensa”, dijo Hua, quien añadió que ante las provocaciones deliberadas que violan abiertamente la soberanía y la integridad territorial de China, es legítimo que China tome contramedidas, las cuales sin duda serán decididas y poderosas.
Más de 100 países han expresado su apoyo al principio de una sola China y a los esfuerzos de China para salvaguardar su soberanía e integridad territorial, dijo la portavoz.
“Si los países del G7 realmente se preocupan por la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwan, deberían haber disuadido antes a Estados Unidos de realizar provocaciones peligrosas, imprudentes e irresponsables contra China”, dijo Hua.
“Antes de la visita de Pelosi a Taiwan, permanecieron mudos y guardaron silencio, pero ahora ellos saltaron y culparon a China por tomar acciones justas. Su hipocresía es evidente para todo el mundo”, añadió.
El principio de una sola China es una importante base política para que los siete países establezcan lazos diplomáticos con China. China siempre se opone con firmeza a cualquier forma de intercambios oficiales entre Taiwan y los países que tienen relaciones diplomáticas con China. Los jefes de órganos legislativos de los siete Gobiernos deben acatar las políticas exteriores reconocidas y prometidas por sus Gobiernos, indicó Hua.
El principio de una sola China tiene una sola versión y un solo significado. Es decir, sólo hay una China en el mundo, y Taiwan es parte de China. El Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legal que representa a toda China, enfatizó Hua.
Esto fue sentado en la resolución 2758 adoptada por la 26ª Asamblea General de la ONU en 1971, dijo Hua, quien añadió que es una norma básica que rige a las relaciones internacionales y la base política para establecer y desarrollar relaciones diplomáticas con China para 181 países, incluyendo al G7.
Los miembros del G7 encabezados por Estados Unidos son un símbolo de agresión y coerción tanto de la historia como de la realidad, destacó la portavoz, quien añadió que el G7 no debe olvidar que no representa a la comunidad internacional. Sus opiniones se encuentran en minoría.
“Quisiera recordarles una vez más a los ministros de Relaciones Exteriores de estos siete países que ya nos encontramos en la tercera década del siglo XXI. Si todavía piensan como hace 100 años, habrá problemas”, dijo Hua.
En respuesta a una pregunta de que el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, presuntamente canceló su reunión con el ministro japonés de Relaciones Exteriores, Yoshimasa Hayashi, al margen de la serie de reuniones de ministros de Relaciones Exteriores sobre la cooperación en Asia Oriental, programada para la tarde del jueves, Hua dijo que Japón, junto con otros países del G7 y la Unión Europea, emitió una declaración que acusó injustamente a China, confundiendo lo correcto con lo incorrecto, y reforzando la arrogancia de Estados Unidos al violar la soberanía de China. El pueblo chino está extremadamente insatisfecho, de ahí la cancelación de la reunión planeada en Phnom Penh, dijo Hua.
“Japón tiene la responsabilidad histórica por el problema de Taiwan. No se encuentra en absoluto en posición de hacer comentarios irresponsables sobre asuntos relacionados con Taiwan”, añadió Hua. Fin