ESPECIAL: Brasil asume la presidencia del G20 con temas sociales y gobernanza mundial como prioridades

Sin categoría

RÍO DE JANEIRO, 1 dic (Xinhua) — Brasil asumió hoy por primera vez la presidencia del G20, cargo que ostentará durante un año con los temas centrales como la lucha contra el hambre, la pobreza y la desigualdad, el desarrollo sostenible y la reforma de la gobernanza mundial.
Según las directrices del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil, como anfitrión, debe presentar proyectos concretos con efectos prácticos en la vida de las personas. Una de las iniciativas, ya lista, es la propuesta de lanzar una alianza mundial contra el hambre.
“Para Brasil, el hambre debe estar en el centro de la agenda internacional y causar indignación, como ha dicho el presidente Lula”, afirmó en una rueda de prensa el diplomático Mauricio Carvalho Lyrio, representante del jefe de Estado en las reuniones.
Lyrio recordó que actualmente, 750 millones de personas padecen hambre crónica en el mundo, y 2.000 millones tienen acceso irregular a los alimentos. El Gobierno brasileño quiere ir mucho más allá de las declaraciones -que requieren consenso- de buena voluntad.
Brasil también espera que se inicie una nueva etapa de trabajo y convivencia en los organismos multilaterales, en la que los países del Sur Global tengan más peso y, al mismo tiempo, reciban más ayuda financiera para poner en marcha programas sociales y alcanzar los objetivos marcados.
Para el Gobierno brasileño, no basta con tener donantes, añadió Lyrio, sino que hay que diseñar programas sociales eficientes.
“El Gobierno brasileño tiene como ejes centrales la reducción de las desigualdades, la movilización contra el cambio climático y la transición energética de los países”, afirmó el diplomático.
La agenda de trabajo que liderará Brasil durante el próximo año también incluye novedades como una reunión ministerial sobre el empoderamiento de la mujer. La reforma de la gobernanza global es otro de los temas centrales de la presidencia brasileña, que busca fortalecer organizaciones como Naciones Unidas y hacerlas más eficientes.
Según la agenda, las primeras reuniones presidenciales tendrán lugar en Brasilia, a partir del 11 de diciembre. Además de representantes de los países miembros, habrá ocho invitados especiales y 12 organizaciones internacionales, entre ellas el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.
A lo largo de 12 meses, habrá 30 reuniones virtuales, 25 en Brasilia, 50 grupos de trabajo en otras regiones del país, 20 reuniones ministeriales y una reunión presidencial. En febrero habrá una reunión de ministros de Hacienda en Sao Paulo y otra de ministros de Asuntos Exteriores en Río de Janeiro.
Paralelamente a las reuniones oficiales, también está la agenda de los grupos de compromiso, que pasarán de 9 a 12. Se trata de organizaciones de la sociedad civil que orbitan en torno al G20.
Brasil quiere mostrar sus avances en la transición energética y reforzar su llamamiento para que los países más desarrollados cumplan los compromisos que han adquirido en las negociaciones internacionales y reconozcan lo que otras naciones, entre ellas Brasil, ya han hecho. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *