ESPECIAL: Chile busca “despeinar el vino” para llegar a público joven y masivo como el chino

Sin categoría

Por Cristóbal Chávez Bravo
SANTIAGO, 28 nov (Xinhua) — “Despeinar el vino” es uno de los objetivos de la industria vitivinícola chilena para quitarle su imagen elitista y ampliarlo a un público masivo, con los jóvenes y los mercados emergentes como China en el foco.
La chilena Viña Concha y Toro, un holding que exporta sus vinos a más de 130 países, está en la búsqueda del público que aún no considera al vino como un producto familiar.
“La industria del vino ha ido cambiando, se ha ido despeinando un poco. Hoy hay espacio para todos”, afirmó a Xinhua el gerente de mercadotecnia de Casillero del Diablo de Concha y Toro, Sebastián Aguirre.
A fines de septiembre la compañía lanzó en Chile la campaña “Devil’s carnaval”, una propuesta con la que aspira a ampliar el mercado hacia un público joven y masivo.
A su vez, entre octubre y noviembre han extendido esta iniciativa a diferentes mercados en todo el mundo, incluido el chino.
“El mercado chino es uno de los más importantes. Obviamente es uno de los mercados donde nosotros siempre hemos tenido una apuesta”, señaló Aguirre y enfatizó que, aunque el consumo per cápita aún es bajo en el país asiático, esperan potenciar la bebida en base a uvas con esta campaña.
Destacó que en China tienen la ventaja de que existe una industria local fuerte que ayuda a darle visibilidad al vino para masificar su consumo y transformarlo en un producto “más cotidiano y no algo de elite”.
“Hay un buen consumismo de vino en China, pero es en segmentos más reducidos, gente que conoce o está más interesada, más de nicho. Y ese es el desafío, extenderlo y masificarlo e ir haciendo que las nuevas generaciones también conozcan el vino y se interesen”, agregó.
Según datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura chileno, las exportaciones chilenas de vino entre enero y septiembre de este año cayeron 24,8 por ciento en volumen respecto al mismo periodo del año anterior.
“Queremos que el vino sea un producto que esté presente en más lugares, no solamente que se venda en tiendas dedicadas al vino. Que realmente sea un producto con el que la gente empiece a familiarizarse y que lo vea en los supermercados, en el comercio digital”, enfatizó Aguirre.
El representante de Concha y Toro subrayó que en los países donde el consumo de vino per cápita es bajo tienen una necesidad o vocación para atraer a más gente.
“Si la gente no está en la categoría del vino es por alguna razón. A lo mejor la ven como una categoría más lejana. Entonces nosotros queremos relajar un poco la categoría del vino, despeinarla un poco. Hacerla un poco más atractiva, un poco más entretenida”, dijo.
Esta campaña consideró el cambio de imagen de la línea “Casillero del diablo”, una de las más reconocidas en el mundo, en la que renovaron la estética de la etiqueta con colores vibrantes que transmitan alegría e irreverencia, mientras el icónico diablo se mutó de un talante misterioso a festivo, como es representado en muchas culturas del mundo.
Con más de 140 años de vida, Viña Concha y Toro es el mayor productor de vinos en América Latina y sus ventas, solamente en China, aumentaron un 14,8 por ciento en 2022.
Concha y Toro abrió en 2021 una oficina comercial y de distribución en la ciudad oriental china de Shanghai. Esta oficina se suma a las 12 que tiene el grupo vitivinícola repartidas por todo el mundo.
La empresa tiene 13.000 hectáreas plantadas en Chile y unas 1.000 más si se suman las que mantienen en Argentina y California, Estados Unidos.
Según cifras del gremio Vinos de Chile, China fue el segundo destino de los vinos chilenos, solo superado por Brasil, con 6,6 millones de cajas de vino embotellado exportadas al país asiático en 2022. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *