ESPECIAL: Diplomáticos, expertos y empresarios esperan nuevas oportunidades para cooperación económica y comercial entre China y Ecuador

Sin categoría

Por Wu Meng, Meng Yifei y Hong Zehua
BEIJING, 15 may (Xinhua) — El importador chino Zheng Jiayuan celebró la reciente firma de un tratado de libre comercio (TLC) entre China y Ecuador, que permitirá ahorrar millones de yuanes a su empresa y dará un nuevo impulso al comercio bilateral y la cooperación económica entre ambos países.
El acuerdo se firmó el 11 de mayo y una vez que entre en vigor permitirá que hasta el 90 por ciento de los bienes que se comercializan entre China y Ecuador estén exentos de aranceles, entre ellos destaca el camarón ecuatoriano.
“Los productos de grandes cantidades, como el pescado y el camarón, son de ganancia muy baja, por eso, la reducción arancelaria es un beneficio importante para nuestra empresa”, refiere Zheng.
Como gerente de Guangdong Guotong Super Cold Chain Co., Ltd., de China, Zheng indicó que de acuerdo con el precio de compra y el nivel arancelario en la primera mitad de este año, debe pagar un arancel de 15.000 a 20.000 yuanes (de unos 2.158 a 2.877 dólares) por cada contenedor de camarón ecuatoriano importado.
“Debido a su calidad y exquisitez, los camarones ecuatorianos son populares entre los consumidores chinos, y nuestra empresa planea duplicar las importaciones este año a unos 300 contenedores”, aseguró Zheng.
Cuando el TLC entre en vigencia, el importador chino espera que se reduzcan los impuestos para su empresa en millones de yuanes.
En 2022, por segundo año consecutivo, China y Ecuador fueron testigos de un crecimiento de dos dígitos en el comercio bilateral, que se ubicó en 13.100 millones de dólares y marcó un aumento interanual del 19,7 por ciento.
El embajador de Ecuador en China, Carlos Larrea, refirió en una celebración organizada el día de la firma del TLC que China sigue ampliando su apertura de alto nivel al exterior, lo que “sin duda alguna” puede proporcionar más comodidad para que las empresas ecuatorianas compartan las oportunidades de desarrollo.
“Tenemos un importante grado de complementariedad económica. La profundización y ampliación del comercio, gracias al acuerdo comercial, traerá múltiples beneficios para ambos países”, aseguró Larrea.
Dicho acuerdo es el TLC número 20 firmado por China con otros países. Tras la entrada en vigor del mismo, los aranceles de productos ecuatorianos importados por China, como banano, camarón, pescado, aceite de pescado, flores frescas y eternas, cacao y café, se reducirán gradualmente de entre el 5 y el 20 por ciento actual a cero.
Al mismo tiempo, Ecuador también eliminará aranceles a la mayoría de los principales productos de exportación de China, como bienes de plástico, fibras químicas, productos de acero, maquinarias y herramientas, equipos eléctricos, muebles, automóviles y piezas.
Los aranceles de dichos productos fabricados en China se reducirán gradualmente desde el nivel actual entre el 5 y el 40 por ciento hasta cero.
Zhang Yong, subdirector del Departamento de Economía del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, apuntó que, por un lado, el TLC China-Ecuador es propicio para que China constituya una red global de libre comercio de alto estándar y, por otro, promueve el mercado externo a través de la apertura institucional de alto nivel, que a su vez conduce a mejorar la calidad y la eficiencia del mercado interno.
Por su parte, el embajador ecuatoriano dio la bienvenida a inversiones chinas en sectores como infraestructuras, telecomunicaciones, logística, industrias verdes y comercio electrónico, entre otros. Al mismo tiempo, mostró su esperanza de ver un aumento de la cooperación en ámbitos de interés común, como la conservación de la biodiversidad.
Zhang considera que, después de la puesta en práctica del TLC, el aumento del comercio promoverá la inversión en campos relacionados, fortaleciendo la cooperación en tecnología y recursos humanos, lo que ayudará a Ecuador a establecer un sistema industrial con mejor competitividad y elevar el nivel de la cooperación económica y comercial China-Ecuador. Fin