ESPECIAL: Economía, un desafío para próximo gobierno argentino

Sin categoría

Por Victoria Argüello
BUENOS AIRES, 8 dic (Xinhua) — A pocos días de concretarse el cambio presidencial en Argentina, los indicadores económicos que conforman el legado del gobierno saliente del presidente Alberto Fernández moldean la coyuntura económica del país, pintando un cuadro desafiante que demandará una administración hábil por parte del próximo mandatario, Javier Milei.
En el ámbito cambiario, el tipo de cambio oficial mayorista, reportado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y usado en el comercio exterior, cerró la última jornada financiera, antes del traspaso presidencial, en 364,41 pesos por unidad; de manera paralela, el dólar oficial minorista, habilitado para la venta al público, alcanzó los 390,97 pesos.
En el mercado paralelo, el dólar “blue” presentó una cotización elevada de 990 pesos por unidad en la última ronda financiera de la administración de Fernández, llevando la “brecha cambiaria” (diferencia entre las cotizaciones oficial e informal) a 172 por ciento.
Los dólares MEP (Mercado Electrónico de Pagos) y CCL (Contado Con Liquidación), indicadores vinculados al ámbito financiero, registraron valores de 986 pesos y 1.000 pesos, respectivamente, una disparidad que sumada a la cotización del “blue” refleja la complejidad de la situación cambiaria en Argentina.
En el frente inflacionario, octubre fue testigo de un aumento mensual del 8,3 por ciento de los bienes y servicios del país, contribuyendo a una inflación interanual del 142,7 por ciento, según datos oficiales. Este incremento, acumulando un total de 120 por ciento en el año hasta octubre, plantea un reto significativo para la estabilidad económica argentina.
La actividad económica reveló una caída acumulada interanual del 1,5 por ciento en los tres primeros trimestres del año con un dato de desempleo que se situó en un 6,2 por ciento en el segundo trimestre; estas cifras, reportadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) señalan un panorama que requerirá medidas efectivas para impulsar la recuperación.
Respecto a la balanza comercial, desde principios del año hasta octubre el intercambio de Argentina con el mundo evidenció exportaciones por 56.580 millones de dólares, marcando una caída del 24,8 por ciento, y unas importaciones de 63.976 millones de dólares que decrecieron un 9,6 por ciento.
De esta manera, en el décimo mes del 2023, la balanza comercial del país suramericano registró un saldo negativo de 7.396 millones de dólares, detalló el INDEC.
No obstante, entre las cifras relevantes se destaca el crecimiento del 9,5 por ciento en las exportaciones de manufacturas de origen industrial a China durante los primeros 10 meses de 2023, un dato que resalta la importancia de las relaciones comerciales con el país asiático ante el complejo contexto económico.
En el ámbito de los compromisos financieros del país, la deuda externa alcanzó los 276.201 millones de dólares al cierre del segundo trimestre, con 155.116 millones de dólares que constituyen la deuda del gobierno, 27.672 millones de dólares la del Banco Central y 88.844 millones de dólares la de las “Instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares”, de acuerdo con el INDEC.
En paralelo, las reservas internacionales experimentaron una disminución de 10.058 millones de dólares en el segundo trimestre de 2023 y al cierre del mandato gubernamental del presidente Fernández se situaron en 21.345 millones de dólares, según datos del BCRA.
En relación al panorama de la Inversión Extranjera Directa (IED), de acuerdo con los últimos datos disponibles correspondientes al segundo trimestre del año, ésta exhibió ingresos netos por 4.803 millones de dólares, todo lo cual explica que la posición pasiva bruta de IED alcanzara los 138.248 millones de dólares hasta junio pasado, indicó la entidad monetaria.
En síntesis, Javier Milei asume la presidencia en un contexto desafiante, caracterizado por un complejo marco cambiario, tasas de inflación elevadas y alto nivel de endeudamiento, por lo que la gestión eficaz de estos indicadores será determinante para el futuro inmediato de Argentina bajo su liderazgo. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *