ESPECIAL: Estudiantes chilenos destacan tecnología china para combatir cambio climático

Sin categoría

Por Cristóbal Chávez Bravo
SANTIAGO, 8 dic (Xinhua) — Dos representantes del grupo de 20 estudiantes chilenos de posgrado que vivieron una pasantía en China durante un mes, en el marco del programa “New Energy Talents” impulsado por Fundación Encuentros del Futuro y por el fondo “We Share” de Tianqi Lithium Corporation, afirmaron que ven esperanza en el desarrollo tecnológico chino para combatir el cambio climático.
El estudiante del máster de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Chile, Tomás Fábrega, fue parte de este grupo que viajó a China y destacó que los cursos que tuvieron en el país asiático fueron enfocados en gran parte a las energías renovables y el combate a la crisis climática.
“Me dejó con mucha esperanza, con la idea de que podemos ganar esta batalla contra la crisis climática, con las soluciones tecnológicas que está trabajando China”, dijo a Xinhua.
Fábrega precisó que ir a China le dio otra mirada sobre la tecnología existente para combatir la crisis climática.
“Fuimos a la fábrica de paneles solares. También fuimos a una fábrica futurista de autos eléctricos (…) Vemos que China está avanzando mucho para que se concrete la transición energética que el mundo necesita”, aseveró.
Agregó que con esta experiencia evidenció que Chile tiene un gran rol que cumplir.
Fábrega subrayó que vieron que China está “avanzando mucho” para concretar la transición energética diagnosticada hace 30 años y que el mundo necesita.
Fábrega resaltó que mandar a 20 jóvenes a China es equivalente a un viaje al espacio.
“Es una inversión muy valiosa. Fuimos embajadores temporales, y ahí podemos mostrar lo mejor de Chile y ellos nos mostraron lo mejor de China y eso siempre va a ser muy nutritivo, conocernos y aprender del otro”, comentó.
A su vez, el estudiante del máster en Estudios Internacionales en la Universidad de Chile, Joaquín Sáez, explicó a Xinhua que en su viaje a China hizo una etnografía “de las más grandes que podía hacer”.
“Cada una de las actividades tenía una particularidad que me permitía explorar cosas que en el tiempo en que lo hubiera podido hacer, en otro contexto, no habría podido, porque tuve acceso a espacios muy privilegiados y totalmente interdisciplinarios”, afirmó el antropólogo.
Detalló que, gracias al programa, visitaron empresas, teatros, restaurantes y pudieron conversar con comerciantes y personas comunes en la calle, además de los profesores que tuvo en los cursos sobre la industria del litio que recibió.
“Ahora que nos hablan del litio, para algunas personas puede ser algo muy nuevo, para otros puede ser cambiar de producir cobre a producir litio; es más que eso, es la oportunidad de generar un cambio donde dualmente estamos aportando el desarrollo económico del país, pero a la vez estamos siendo más comprometidos con el desarrollo sustentable”, reflexionó.
El estudiante de posgrado chileno remarcó que, para lograr este objetivo, Chile no lo puede lograr sólo, sino que necesita cooperación, transferencia de tecnología y formar personas capacitadas para entender esto.
“Para mí la oportunidad de hablar del litio no es sólo para hablar de otro tipo de elemento para producir energía, para producir baterías, es una oportunidad de cambio, una oportunidad de transformación y de confiar más en nosotros mismos para hacer un desarrollo sustentable y hacerlo posible”, dijo.
Sáez reflexionó que aún existe una brecha entre la comprensión del pueblo chileno sobre China y el estrecho nivel de intercambios comerciales y políticos entre los dos países.
Por esto, espera que los intercambios sociales entre Chile y China alcancen el mismo nivel en el futuro.
“Esperamos ser impulsores de este cambio. ‘Un viaje de 1.000 millas comienza con un solo paso’. Este es un paso en un largo camino, pero lo importante es que se nos ha dado esta oportunidad de compartir”, comentó.
El miércoles pasado se realizó el cierre del programa de intercambio en un hotel en la capital chilena en la que autoridades universitarias y representantes chinos resaltaron que estos estudiantes son embajadores de la lucha contra el cambio climático impulsada por ambos países y Tianqi anunció que, dado el éxito de esta primera versión, la repetirán en el futuro.
El programa “New energy talents” fue una pasantía para 20 estudiantes chilenos de posgrados que se realizó en Chengdu entre octubre y noviembre, donde recibieron formación sobre la cadena productiva del litio en la Universidad de Sichuan y sobre la cultura china.
China y Chile tienen una colaboración fructífera en materia energética, incluida la industria de litio.
En el norte de Chile se obtienen las soluciones de cloruro de litio que, tras ser procesados, son enviados a diferentes mercados para ser utilizados como batería de litio y darle vida a autobuses eléctricos y otros elementos.
Santiago de Chile ya suma más de 2.000 autobuses eléctricos en el transporte público, todos de origen chino, los que se han transformado en embajadores de la colaboración sustentable entre ambos países. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *