ESPECIAL: Expertos celebran reforma tributaria de Chile pero advierten proyección sobredimensionada de recaudación del PIB

INTERNACIONAL

Por Cristóbal Chávez Bravo SANTIAGO, 12 ago (Xinhua) — Si bien varios expertos coinciden con el Gobierno chileno en que la reforma tributaria apunta a resolver la justicia distributiva, algunos advierten que la proyección de recaudación de 4,1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en un plazo de cuatro años está sobredimensionada. El pasado 1 de julio, el presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció la propuesta de reforma tributaria nacional, la cual apunta a elevar la carga tributaria y aumentar la recaudación fiscal para financiar políticas públicas. De acuerdo con la información oficial, el proyecto considera cambios al impuesto a la renta, crea un impuesto a la riqueza, limita exenciones e introduce medidas contra elusión y evasión de impuestos. Para el académico de la Escuela de Comercio de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso de Chile, Antonio Faúndez, los objetivos de la reforma están orientados en poner el foco en la justicia distributiva. “La finalidad es lograr mayor progresividad para tratar de igualar el tratamiento tributario de las rentas y disminuir en este caso las planificaciones tributarias”, explicó el experto a Xinhua. Para Faúndez es un “buen inicio”, porque el problema que enfrenta el sistema tributario local es que, de la recaudación en impuestos, el 40 por ciento está representado en Impuesto al Valor Agregado (IVA), que es un impuesto regresivo. “Mientras que los impuestos personales se posicionan en un 6 por ciento de la recaudación, y ese es el problema que enfrenta nuestro sistema tributario en el sentido de redistribución que es difícil que este Gobierno lo pueda solucionar”, detalló. El ministro de Hacienda chileno, Mario Marcel, ha explicado que en el proyecto de reforma tributaria, menos del 3 por ciento de los contribuyentes, quienes ostentan las rentas más altas en el país, aumentará la carga impositiva. Sobre este punto, Faúndez remarcó que “es impresentable que el 0,01 por ciento de los contribuyentes de mayores ingresos tengan cargas efectivas menores que aquellos que tienen menores ingresos”, según el Informe de Diagnóstico Distributivo que encargó el Ministerio de Hacienda. Para el experto, el escenario actual genera un problema de “legitimación de nuestro sistema tributario (…) Pero para poder lograr esa justicia distributiva que pretende el proyecto, yo creo que tienen que pasar unos 20 años”, dijo. En caso de ser aprobada la propuesta en el Congreso chileno, el Estado lograría una recaudación de 4,1 por ciento del PIB al año 2026 de manera progresiva. Para el académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca, Moisés González, esta proyección está sobrevalorada. “La estimación del gobierno es muy superior a lo que se espera. De hecho, si lo comparamos con lo que han hecho reformas anteriores, no hay punto de comparación”, señaló el especialista en impuestos chileno. Según González, a nivel económico, en Chile lo que más le pesa para aumentar la recaudación es aumentar el PIB y detalló que, desde los primeros años de la década pasada, lo que más ha afectado a la recaudación no son las alzas de impuestos sino del PIB. “Lo cual viene a indicar que nosotros ya estamos llegando a nuestro tope de recaudación, un tope del cual más allá no vamos a poder aumentar, por muchos impuestos que pongamos (…) seguir aumentando los impuestos lo que puede generar es que lleguemos a una sorpresa en unos años más donde con estas mayores tasas, no estemos recaudando tanto como esperaríamos”, explicó. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *