ESPECIAL: Gobierno cubano se reúne con emigrados

INTERNACIONAL

Por Raúl Menchaca LA HABANA, 18 nov (Xinhua) — El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y funcionarios de su Gobierno se reunieron desde hoy sábado en el Palacio de Convenciones de La Habana con una representación de sus nacionales radicados en el exterior. La “IV Conferencia La Nación y la Emigración”, que sesiona durante dos días, acoge a casi 400 cubanos asentados en unos 50 países, la mayoría en Estados Unidos. “Esta Conferencia constituye una muestra inequívoca y afortunada del fortalecimiento continuo e irreversible de los vínculos entre Cuba y sus nacionales en el exterior, resultado del Diálogo del 78”, promovido e impulsado por el entonces presidente Fidel Castro, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, al inaugurar la cita. Rodríguez pasó revista a los encuentros anteriores, desarrollados en sucesivos períodos históricos, y afirmó que “como fruto de ese acercamiento constructivo se han producido notables progresos y se han adoptado importantes decisiones dirigidas a estrechar nuestros vínculos”. En ese sentido, indicó que han tenido un papel importante las medidas consulares o migratorias, para facilitar trámites y reducir requisitos, bajar gastos y eliminar obstáculos para una comunicación cada vez más fluida en los vínculos familiares. “Nuestro gran desafío en política exterior sigue siendo la hostilidad de los gobiernos de Estados Unidos, por su empeño en negar nuestro derecho a la autodeterminación”, aseveró en otro momento de su intervención. La cita, que concluirá mañana domingo, trabaja a puertas cerradas en paneles que abordan la actualización de la política migratoria, el arraigo de la identidad a través de la cultura, los mecanismos para la participación de cubanos residentes en el exterior en los proyectos de desarrollo socioeconómico del país y la comunicación social para la creación colectiva de una imagen objetiva de Cuba. “Me parecen muy importantes los temas escogidos y el tiempo dedicado a las intervenciones de los participantes”, dijo por su parte a Xinhua el académico cubano radicado en San Francisco, Arturo López-Levy. El investigador asociado al Instituto de Estudios Comparados de la Universidad de Denver expresó su interés por conversar con funcionarios del gobierno cubano y con la sociedad para discutir temas de cultura, economía o política “para ver cómo podemos participar en la vida de nuestro país de origen”. El profesor, quien por primera vez asiste a un encuentro de este tipo, se manifestó a favor de impulsar un diálogo entre La Habana y Washington para mejorar las relaciones bilaterales. En igual sentido se expresó, en diálogo con Xinhua, el activista cubano Raudemar Ofunshi, quien hace dos décadas vive en Minnesota, donde encabeza la organización Colombia Acuerdo de Paz. “La apertura pequeña con (Barack) Obama demostró que puede haber un cambio entre los dos países”, dijo en referencia a la reanudación de relaciones diplomáticas entre las dos naciones, ocurrida en 2015. Ofunshi señaló que esa reanudación permitió “que los estadounidenses pudieran venir (a Cuba) y ver a un país que en poco tiempo prosperó”. Esta edición se celebra 19 años después de la anterior cita y en un escenario muy distinto por las decisiones en materia migratoria tomadas desde entonces por el Gobierno para fortalecer los vínculos con los nacionales en el exterior, las cuales han permitido que muchos de ellos hayan recuperado o mantengan su residencia en Cuba. De hecho, una parte cercana a la mitad de los participantes son también residentes en Cuba, informó días atrás el director general de Asuntos Consulares y Atención a Cubanos Residentes en el Exterior de la cancillería, Ernesto Soberón. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *