ESPECIAL: Luis Espinosa, el agricultor que alimenta a los consumidores chinos en Ecuador

Sin categoría

QUITO, 19 ago (Xinhua) — En la parroquia de Tumbaco, ubicada al oriente de la ciudad ecuatoriana de Quito, florecen cultivos de una gran variedad de verduras chinas en una zona privilegiada por un clima templado subtropical.
Las cultiva el ecuatoriano Luis Espinosa, de 57 años, quien se define como “un agricultor empírico”, ya que aprendió sobre siembra y cultivo desde la experiencia y la autocapacitación.
“Soy bachiller en contabilidad, más el campo no me llamaba la atención, pero tuve que autocapacitarme a través de enciclopedias, de videos, más la asistencia técnica de ciertos ingenieros agrónomos”, contó Luis con sus ojos posados en la finca del barrio La Esperanza.
Se vinculó al cultivo de verduras chinas y otras hortalizas orientales hace 35 años, impulsado por un japonés, familiar de su esposa, con el que empezó a trabajar en la producción de algunos vegetales, pero poco después decidió abrirse paso como productor y proveedor agrícola.
“Yo me aparté, me dediqué y fui desarrollando poco a poco las actividades de acuerdo a lo que iba conociendo. Soy ‘empírico’, pero siempre me llamó la atención el querer hacer mejor cada vez las cosas”, dijo Luis en entrevista a Xinhua.
Su persistencia y esfuerzo le llevaron a crear una microempresa familiar en 1987 que, poco a poco, ha ido prosperando e incrementando la producción de hortalizas orientales, principalmente chinas, en las siete hectáreas de terreno rentadas.
En suelos que son sumamente fértiles y productivos por la diversidad de microclimas en Tumbaco, Luis cultiva especialmente verduras de hoja verde, de las cuales los chinos son aficionados ya que comen muchos tipos diferentes en casi todas las comidas.
“Nosotros estamos cultivando variedades como solanáceas, coles chinas, ajíes, espinacas, lechugas de tallo, que es un nuevo producto que está en el mercado. Son como 30 ítems en productos que estamos produciendo”, detalló.
En el terreno de Luis también se observa como florece el cebollín, la papa china, el nabo chino, el kailan, el pepino, el kaysay, el Pak choy, entre otros, que se distribuyen directamente del campo a la mesa y alimentan a la comunidad china dentro de Ecuador, así como a locales y extranjeros.
“El uso de agroquímicos dentro del cultivo es de uso moderado, lo que también es destacable es que el producto tiene mayor fuerza propia, no es dada a través de hormonas que incentiven su desarrollo, sino que es 100 por ciento orgánico y natural”, expuso.
La finca cuenta con casi una hectárea de invernaderos que permiten cultivar nuevas variedades para expender a los consumidores chinos, añadió Luis, quien se provee de las semillas de amigos chinos que han viajado al país asiático y de una empresa local radicada en la ciudad de Cuenca (sur).
El agricultor señaló que el esfuerzo de muchos años ha dado sus frutos pues le ha permitido educar a sus hijos y tener una vida cómoda, además de dar trabajo a 18 personas que conforman su equipo de trabajo, todos obreros de la localidad.
Además, la empresa tiene una participación en el mercado de productos agrícolas orientales del 60 por ciento con una producción diaria de unos 800 a 1.000 kilos de hortalizas que abastecen a supermercados tanto de Quito como de Guayaquil, las principales ciudades de Ecuador.
Asimismo, algunos de los compradores son empresas chinas y clientes chinos que solicitan en línea su pedido y viven en Ecuador.
“Siempre he tenido la buena aceptación de los chinos, siempre han dicho lo que tú vendes es mucho mejor. Para mí propiamente diría que es un privilegio (…) Admiro de ellos que saben alimentarse, no es solamente comer, sino nutrirse y saborear. No son simple consumidores, sino realmente son nutricionistas”, destacó.
Luis, que tiene entre sus objetivos conocer y exportar hacia China, espera que lleguen más ciudadanos chinos a trabajar en Ecuador y que haya mayor inversión en proyectos para que se incremente la demanda de sus productos. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *