ESPECIAL: Motocicletas chinas, de buena vista y mejor calidad, están de moda en calles de México

Sin categoría

CHONGQING, 19 ago (Xinhua) — “Cuando monté una moto china por primera vez, me di cuenta de que la calidad es muy buena”, recuerda el mexicano Jaziel Romero Rodríguez sobre su primer encuentro con una de las motocicletas chinas, 14 años atrás.
A fines de 2007, Rodríguez empezó a trabajar en la empresa mexicana de motocicletas Italika. En ese entonces, casi todas las motos que vendía eran importadas de China pero, en México, las motos del país asiático no eran tan reconocidas.
Un año después, Rodríguez fue enviado por la empresa a la ciudad de Linhai, Zhejiang, provincia oriental en China, para encargarse de la inspección del envío del proveedor. Y allí se quedó. Hoy, el mexicano ya lleva 14 años en China y llegó a ser gerente de logísticas de Italika en la suroccidental ciudad china de Chongqing.
Esta ciudad es uno de los centros más importantes de producción y exportación de motocicletas de China y es la razón por la cual Italika decidió desarrollar su negocio de motocicletas aquí.
Actualmente, Italika ocupa alrededor del 70 por ciento del mercado de motocicletas en México y es la mayor empresa de motociclismo del país latinoamericano.
“Si desean desarrollar el negocio de las motos, no se puede ignorar China”, dijo Rodríguez y subrayó que a lo largo de estos años, China y México han fortalecido la cooperación en el control de calidad y la tecnología de fabricación y que la calidad de las motocicletas chinas es cada vez mejor, acompañada de más modelos y diseños.
“El año pasado, enviamos más de diez mil contenedores de motocicletas a México, en comparación con solo 800 en 2008”, relató Rodríguez.
De estos tantos miles de consumidores, el mexicano Luis Manuel Ayala comentó qué lo llevó a comprarse una motocicleta china.
“He escuchado muy buenas referencias. Quise incursionar en una gama más alta de relación precio-calidad y sentí que China tenía mucho que ofrecer, así que tuve el deseo y se me ofreció la oportunidad de comprarla”, apuntó Ayala.
A sus ojos, estos productos chinos “llegan con modelos con muy buena vista y el valor en el mercado es muy competitivo. De igual forma, no se quedan atrás en cuanto a prestaciones”.
En vista de dichas superioridades, las motocicletas chinas son cada vez más preferidas por el mercado local.
De hecho, según datos de la Administración General de Aduanas (AGA) de China, en 2021 México es uno de los mayor destinos de exportación de motocicletas de combustible del país asiático, que exportó alrededor de 1,421 millones de motocicletas de combustible, con un valor de 734 millones de dólares estadounidenses.
Con el aumento de la demanda, cada vez más empresas chinas de motocicletas aterrizaron en México. Zontes, otra marca china de Tayo Motorcycle Technology Co., se abrió camino en este país latinoamericano en 2019.
“Al inicio, cuando llegó la marca, había mucha desinformación. La gente pensó que íbamos a entrar en un rango bajo”, relató Juan Pablo García, gerente de Mercadotecnia de Zontes México.
Puntualizó García que “las motocicletas chinas han demostrado que tienen buena fiabilidad, de buena calidad, garantía impresionante de la más amplia del mercado. Entonces yo creo que una moto se prueba manejando. Hay que darles la oportunidad, probarlas y conocerlas”.
Jesús Reyes Padilla, el director de Fardela Motos Eléctricas, fabricante experto en motociclismo en México, dijo que “definitivamente tiene un incremento muy considerable en el mercado mexicano, el tema del motociclismo, de los componentes chinos, cada vez vemos más marcas, vemos más motocicletas tanto de combustión como eléctricas”.
A ojos de Padilla, la electrificación de motocicletas es una nueva tendencia de desarrollo y un vívido ejemplo de la continua actualización y optimización de los productos bajo el lema “hecho en China”.
“El mercado mexicano cada vez está demandando productos de mejor calidad y el mejoramiento de la manufactura china ha permitido que esos productos terminados finales mejoren su calidad y sea lo que esté buscando el mercado mexicano”, afirma Padilla.
En febrero, se estableció oficialmente la sucursal de Chongqing de la Cámara de Comercio China-México y Rodríguez tomó el puesto como vicepresidente.
“En el futuro, podemos encontrar más oportunidades de cooperación entre China y México, ayudar a más empresas mexicanas a aterrizar en China y al mismo tiempo, traer más ‘Hecho en China’ de alta calidad como las motocicletas a México”, espera Rodríguez. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *