ESPECIAL: Protección de humedales beneficia a aves migratorias y a personas

Sin categoría

LANZHOU, 9 nov (Xinhua) — A medida que se acerca el invierno, bandadas de aves migratorias en los humedales de Maqu, en la provincia de Gansu, en el noroeste de China, se preparan para su viaje hacia el sur.
Maqu, que significa “el río Amarillo” en tibetano, es un destino importante para las aves migratorias en la temporada de reproducción. En los últimos años, el número de aves migratorias ha aumentado a medida que las autoridades locales mejoraron su protección y la conservación de los humedales.
“La protección de las aves migratorias le ha dado sentido y diversión a nuestro trabajo”, dijo Wang Jiayang, miembro del personal del centro de gestión y protección de la reserva natural nacional Shouqu del río Amarillo de Gansu, que cubre los humedales de Maqu.
Los humedales de Maqu, con una superficie de más de 373.000 hectáreas, se asientan a una altitud media de 3.500 metros sobre el nivel del mar. Se ha aplicado una prohibición de pesca en los humedales durante casi 20 años, lo que ofrece abundante suministro de alimentos para las aves migratorias.
“Durante condiciones climáticas extremas, nuestro personal también puede ofrecer ayuda a las aves migratorias y proporcionar alimento adicional”, explicó Wang.
En abril de 2021, aparecieron cerca de 30.000 aves migratorias en áreas de la reserva natural nacional de Shouqu, siendo el mayor número jamás registrado por la reserva, según las autoridades locales.
El número de grullas de cuello negro, especie bajo protección máxima en China, llegó a más de 480 en los humedales en los últimos años, señaló Wang, y agregó que esto muestra la efectividad de la protección de los humedales locales.
Los humedales de Maqu alguna vez sufrieron la reducción de las áreas de los lagos, la degradación de los pastos y la disminución de la capacidad de conservación del agua.
“El área de los humedales se redujo en un tercio en el peor momento”, destacó Ma Jianyun, ingeniero sénior de la oficina de recursos naturales del distrito de Maqu.
El gobierno provincial lanzó muchas medidas en los últimos años para aumentar la protección de los humedales, como prohibiciones de pastoreo y la restauración de pasturas degradadas.
La conservación y restauración de humedales se ha implementado en más de 26.600 hectáreas hasta el momento, detalló Ma, y agregó que los humedales se están expandiendo con una mayor capacidad de conservación de agua.
A medida que mejora el medio ambiente, muchos pastores que viven en la zona han iniciado una nueva vida, adoptando el turismo y reduciendo el pastoreo.
En la aldea cercana de Wote, el gobierno local invirtió más de 50 millones de yuanes (alrededor de 6,9 millones de dólares) en 2019 para convertir la aldea en un punto turístico con actividades de ocio y costumbres y cultura populares locales.
Dakao, un pastor local, aprovechó la oportunidad para abrir un alojamiento de casa de familia y redujo el número de yaks de más de 200 a unos 80.
Chongge, su hija, expresó que la vida ha mejorado ya que la familia puede recibir alrededor de 15.000 yuanes de subsidio por realizar menos pastoreo y obtener 30.000 yuanes de ingresos anuales de su alojamiento familiar. Fin