ESPECIAL: Se estrechan lazos entre China y Uruguay tras visita del presidente Lacalle Pou

INTERNACIONAL

MONTEVIDEO, 24 nov (Xinhua) — China y Uruguay fortalecieron sus relaciones y las elevaron al nivel de asociación estratégica integral con la visita de Estado al país asiático del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, del 20 al 24 de noviembre. Durante su viaje, Lacalle Pou sostuvo una reunión con el presidente chino, Xi Jinping, y ambas partes suscribieron decenas de acuerdos en las áreas de comercio, fomento de inversiones y cooperación científica y de enseñanza. La misión oficial uruguaya, integrada por los ministros de Relaciones Exteriores, Economía, Ganadería e Industria y que estuvo acompañada de una nutrida delegación empresarial, mantuvo contactos de alto nivel con contrapartes chinas. La visita coincidió con el 35° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países y el quinto de la adhesión de Uruguay a la iniciativa de la Franja y la Ruta. COOPERACIÓN POLÍTICA Lacalle Pou también sostuvo encuentros con el primer ministro chino, Li Qiang, y el presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN, máximo órgano legislativo de China), Zhao Leji. Además, disertó ante el Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional y la Universidad Tsinghua y visitó la sede de la empresa tecnológica Huawei, en Beijing. “Hemos visto resultados y estamos convencidos de que en esta visita y próximas que se harán va a seguir incrementándose” el beneficio para ambos países, destacó Lacalle Pou en una entrevista con Xinhua. Los lazos bilaterales están “basados en la confianza”, subrayó el mandatario. La investigadora de la Licenciatura en Negocios Internacionales e Integración de la Universidad Católica de Uruguay (UCU), María Eugenia Pereira, destacó que el país sudamericano “ha continuado la profundización de las relaciones bilaterales independientemente del Gobierno uruguayo de turno”. Pereira dijo a Xinhua que la elevación al nivel de asociación estratégica integral plantea una nueva etapa en la que la “agenda ya no va a estar dominada por los aspectos económicos-comerciales, que no van a perder fuerza”. Ahora también se abren, continuó, “un montón de otros temas que se pueden empezar a trabajar juntos como la cooperación en la educación, ciencia, cooperación deportiva y cultural”. “Eso está recogido en los acuerdos firmados en esta visita, que no están solamente concentrados en abrir o conseguir acceso al mercado para nuevos productos, que es importante, sino también buscan explorar y abrir otras áreas de cooperación con China”, resaltó. Según datos de la Administración General de Aduanas de China, en 2022, el volumen de comercio entre China y Uruguay alcanzó los 7.440 millones de dólares, 60 veces más que la cifra registrada cuando ambos países establecieron sus lazos diplomáticos. Además, las importaciones de China desde Uruguay alcanzaron un récord de 4.457 millones de dólares, registrando un aumento interanual del 23 por ciento. China ha mantenido, durante 11 años consecutivos, su posición como el mayor socio comercial y, a la vez, el mercado más grande de exportación de Uruguay. En los últimos años, los productos agrícolas han tenido un buen desempeño en la cooperación económica y comercial entre China y Uruguay. Antes de partir a China, el ministro de Relaciones Exteriores uruguayo, Omar Paganini, había ratificado en diálogo con Xinhua la intención de “profundizar los intercambios económicos en un marco de búsqueda de armonía, cooperación y vínculos pacíficos que son los que el comercio posibilita”. A su vez, Ignacio Bartesaghi, doctor en Relaciones Internacionales y director del Instituto de Negocios Internacionales de la UCU, dijo que los Gobiernos de Uruguay y China “coinciden” en la promoción de la “transición energética y la lucha contra el cambio climático”. En seguridad alimentaria hay un “potencial relevante” y los dos países “comparten una lógica de sostenibilidad” que permite cumplir estándares “para llegar a una producción más sostenible”. “En esta progresividad precisamos de la cooperación de China porque necesitamos la tecnología”, indicó. Uruguay puede aportar conocimiento en su actividad como país agrícola-ganadero y productor de carne bovina, soja, celulosa, madera, lácteos y lana. En un escenario de “cooperación profundizada”, la tecnología de China aplicada a la agricultura sería “revolucionaria para Uruguay”, estimó. LA FRANJA Y LA RUTA Uruguay fue el primer país del Mercado Común del Sur (Mercosur) en firmar, en 2018, el memorando de entendimiento sobre cooperación en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta. El canciller Paganini enmarcó en esa iniciativa propuesta por China la construcción de una línea de electricidad de 500 kilovatios en el norte de Uruguay, a cargo de la empresa China Machinery Engineering Corporation (CMEC) para la empresa estatal UTE. Este proyecto de cierre del anillo de trasmisión generará una gran cantidad de energía limpia al país latinoamericano. El alcalde de Guichón, departamento de Paysandú (noroeste de Uruguay), Martín Álvarez, dijo a Xinhua que la obra de CMEC tuvo un impacto “muy importante” que ha generado unas 300 fuentes laborales directas. “La fuente laboral que se generó aquí repercutió en toda la jurisdicción del municipio de Guichón e incluso en otros departamentos vecinos”, señaló. En tanto, el ingeniero civil Robert Aguilar reconoció que fue un “desafío importante” por las diferencias idiomáticas y culturales con los trabajadores chinos, pero “vamos tomando la mejor parte de las dos culturas”. El presidente Lacalle Pou aseguró, en entrevista con Xinhua, que Uruguay es “un país que tiene como vocación la libertad, el comercio, que se adecúa firmemente a ese concepto de la Franja y la Ruta”. En este sentido, Bartesaghi abogó por el desarrollo de un plan uruguayo que identifique una estrategia para trabajar y avanzar en la Franja y la Ruta, reconociendo primero las distintas facetas de esa iniciativa que trasciende la infraestructura. “Creo que podemos tener diferentes áreas de cooperaciones recíprocas, teniendo en cuenta la asimetría de los dos países”, evaluó el académico. INTERCAMBIOS CULTURALES Y ENTRE SOCIEDADES Los intercambios de estudiantes y deportistas, y la cooperación cultural entre los dos países no han parado de crecer en los últimos años. “Con 19 años, en 2010, viajé a China a aprender el idioma después de aplicar a una beca del Gobierno en la Universidad de Cultura y Lenguas de Beijing. Fue una experiencia increíble”, comentó a Xinhua Lucía Fajardo. Inmersa en la cultura pudo perfeccionar el idioma, luego se graduó de Relaciones Internacionales en Uruguay y regresó a China para cursar una maestría en la Universidad de Xiamen enfocado en Asia-Pacífico. “El idioma chino y el conocimiento de la cultura fueron importantes para mi desarrollo laboral”, explica Fajardo, quien trabaja en Montevideo en una empresa exportadora de madera que tiene a China como uno de sus principales mercados. En 2016, después de dos días de viaje, el gimnasta uruguayo Víctor Rostagno llegó al moderno complejo deportivo de Changsha, capital de la provincia central china de Hunan, que contrastaba con la infraestructura más modesta que utilizaba en Montevideo. Fue parte de la primera generación de deportistas uruguayos que viajaron a China a entrenarse en el marco de un convenio de cooperación deportiva firmado entre los dos Gobiernos, que se repitió en 2018 y 2019 y que incluía el intercambio de técnicos. Su entrenamiento en China dio sus frutos y Rostagno se convirtió en el primer deportista en ganar medallas para la gimnasia artística uruguaya a nivel panamericano de la disciplina (2016) y en los Juegos Sudamericanos de 2018. Cheung-Koon Yim, director del Instituto Confucio de Montevideo, quien llegó desde China con 16 años en 1953, resaltó que el instituto gestionado por la Universidad de la República (Udelar) y la Universidad de Qingdao ofrece actividades desde 2018. “Su objetivo es la enseñanza del idioma chino y difundir la cultura genuina de China. No es posible enseñar un idioma sin conocer la cultura de ese pueblo”, asegura. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *