Gobierno brasileño rebaja a 3% previsión de crecimiento del PIB para 2023

Sin categoría

RÍO DE JANEIRO, 21 nov (Xinhua) — El Gobierno de Brasil rebajó dos décimas su previsión de crecimiento económico del país para este año, de 3,2 a 3,0 por ciento, y redujo la de inflación del 4,85 al 4,66 por ciento, según el boletín macroeconómico publicado hoy martes por el Ministerio de Hacienda.
Según señaló, el cambio se debe principalmente a una revisión de la estimación de la variación del PIB en el tercer trimestre, del 0,1 al 0,0 por ciento en el margen, además del menor dinamismo previsto para la actividad en los servicios.
En septiembre, el Gobierno brasileño había elevado en 0,7 puntos porcentuales sus perspectivas de expansión económica para este año, tras dos trimestres consecutivos de sorpresas positivas en el resultado del PIB del país.
Sin embargo, los economistas han advertido que existe una alta probabilidad de que se produzca una desaceleración del impulso económico en la segunda mitad de este año.
Para 2024, la proyección del Gobierno sobre el crecimiento económico también se redujo, del 2,3 por ciento en septiembre al 2,2 por ciento actual.
“El cambio refleja el aumento de la incertidumbre en el entorno externo debido al estallido de conflictos geopolíticos”, explicó la Secretaría de Política Económica del ministerio en su boletín.
Citó además unas perspectivas menos favorables para la cosecha del próximo año.
Las previsiones de actividad del Gobierno brasileño siguen siendo mejores que las expectativas del mercado, que apuntan a un crecimiento del 2,85 por ciento en 2023 y del 1,50 por ciento en 2024, según la última encuesta del Banco Central de Brasil.
En cuanto a la inflación, el Gobierno apuntó que será del 4,66 por ciento este año, argumentando que el proceso de desinflación se ha producido “a un ritmo más rápido de lo previsto hasta mediados de año”. La nueva estimación se sitúa ahora dentro del techo objetivo del 4,75 por ciento para 2023.
“Todo indica que cerraremos el año dentro de la banda superior de la meta de inflación y el próximo año iniciaremos el proceso de convergencia para aproximar la inflación al centro de la meta, fijada en el 3 por ciento”, dijo en rueda de prensa el secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda, Guilherme Mello.
Para 2024, el Gobierno aumentó la previsión de la inflación del 3,40 al 3,55 por ciento, aunque todavía está por debajo del techo de 4,50 por ciento para el período.
El ajuste fue justificado por la cartera por los “cambios marginales” en las proyecciones para la tasa de cambio y los precios de las materias primas, así como los anunciados reajustes de impuestos sobre la gasolina, el diésel y el gas, además de los impactos esperados de El Niño sobre los precios de los alimentos, la energía y los combustibles. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *