Gobierno de Argentina emite nueva deuda en moneda local equivalente a 1.044 millones de dólares

Sin categoría

BUENOS AIRES, 19 abr (Xinhua) — El Gobierno de Argentina emitió hoy miércoles nueva deuda en moneda local por 227.132 millones de pesos (unos 1.044 millones de dólares) a través de la licitación de siete instrumentos que le permitió refinanciar compromisos en un 120 por ciento, informó el Ministerio de Economía.
El Ejecutivo argentino adjudicó cuatro Letras del Tesoro y tres Bonos con vencimientos comprendidos entre mayo próximo y el mes de abril del 2024.
Entre los instrumentos ofertados se encontró una Letra de Liquidez del Tesoro en pesos que vencerá en mayo y devengará un interés nominal anual del 75 por ciento; y una Letra en moneda local con vencimiento en julio a una tasa de interés del 95,08 por ciento.
Asimismo, el Ministerio de Economía licitó una Letra ajustada a la evolución inflacionaria (CER) de Argentina más el 3,25 por ciento con vigencia hasta julio, y otra de estas Letras “CER” que caducará en septiembre con rendimientos del 4,55 por ciento.
Por otra parte, se licitó un Bono del Tesoro vinculado al dólar estadounidense con vencimiento en julio, otro Bono ajustado a la inflación más el 3,55 por ciento de interés y, por último, un Bono “Dólar Linked” (vinculado a la evolución del dólar oficial) que vencerá en abril del 2024.
El secretario de Finanzas de Argentina, Eduardo Setti, celebró los resultados de la operación financiera al destacar que se recibieron 1.792 ofertas.
A través de su cuenta en la red social Twitter, el funcionario indicó que el gobierno “logró un financiamiento neto extra por casi 40.000 millones de pesos (casi 184 millones de dólares) en la primera licitación de abril, lo que implica una tasa de refinanciamiento del 120 por ciento”, del cual “el 96 por ciento del mismo fue aportado por el sector privado”.
A través de estas operaciones financieras, el Gobierno de Argentina busca refinanciar compromisos financieros próximos además de absorber liquidez de la economía para evitar mayores presiones sobre el tipo de cambio. Fin