Inflación de eurozona sube a 7,5 por ciento y economía se desacelera

Sin categoría

BRUSELAS, 29 abr (Xinhua) — La eurozona registrará una inflación interanual de 7,5 por ciento en abril, de acuerdo con un cálculo rápido publicado hoy por Eurostat.
Los crecientes precios de la energía son la fuerza impulsora detrás de la alta tasa de inflación, indicó el importante economista de ING para la eurozona, Bert Colijn, aunque la tasa anual de inflación bajó de 44,4 por ciento en marzo a 38 por ciento en abril.
Colijn indicó en un análisis que el aumento en los precios de combustibles, electricidad y gas desde inicios de marzo, al comienzo de la crisis en Ucrania, fue seguido de “retrocesos cautelosos y reducción de impuestos sobre la energía por parte de los Gobiernos” .
“Esto ha conducido a una ligera moderación en la inflación de la energía, pero continúa la preocupación con respecto a los meses por venir”, dijo Colijn, quien advirtió de posibles alzas en los precios si Rusia corta el suministro de gas a los países europeos.
Por otra parte, los precios de alimentos, alcohol y tabaco registraron una inflación interanual de 6,4 por ciento en abril, en comparación con el 5,0 por ciento de marzo.
Con los problemas en la cadena de suministro encaminados a durar más tiempo y a volverse más severos, se espera que la inflación subyacente muestre una tendencia al alza durante la mayor parte de 2022, dijo Colijn. Esto debería llevar al Banco Central Europeo a actuar.
Los países con la tasa de inflación anual más alta en abril son Estonia, con 19 por ciento; Lituania, con 16,6 por ciento; y Letonia, con 13,2 por ciento. Las menores tasas de inflación anual fueron registradas en Malta, con 4,9 por ciento; Francia, con 5,4 por ciento; y Finlandia, con 5,6 por ciento, de acuerdo con Eurostat.
Por otra parte, el producto interno bruto (PIB) de la eurozona se está desacelerando y los cálculos para el primer trimestre de 2022 muestran un incremento trimestral de 0,2 por ciento. Esto en comparación con un incremento de 0,3 por ciento en el trimestre anterior.
“La reapertura de la economía ha impulsado el crecimiento hasta cierto punto, lo que probablemente pospondrá el dolor que los altos precios traerán al consumo de las familias” , explicó Colijn.
Los tres primeros meses de 2022 fueron “turbulentos” , dijo. A pesar de que la variante Ómicron de la COVID-19 tuvo un efecto más moderado de lo que se esperaba sobre la economía, el conflicto Rusia-Ucrania está generando una vez más problemas en la cadena de suministro.
Colijn pronosticó que la economía de la eurozona se contraerá durante el segundo trimestre de 2022. También espera que el BCE entre en acción en un intento por disminuir la tasa de inflación. Fin