Lula defiende creación de mecanismos fiscales internacionales para desarrollo sostenible mundial

Sin categoría

RÍO DE JANEIRO, 13 dic (Xinhua) — El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, defendió hoy la creación de mecanismos fiscales internacionales para ayudar a financiar el desarrollo sostenible en el mundo.
En una reunión conjunta de los sherpas y de asesores de Finanzas del G20, grupo que reúne a las mayores economías del mundo y que Brasil preside desde el 1 de diciembre, Lula afirmó que una de las prioridades del mandato brasileño es la defensa de la reforma de la gobernanza global y de las instituciones de financiación, que refleja la geopolítica del presente.
Lula es partidario de resolver la deuda externa de los países más pobres, especialmente de África.
“Los bancos multilaterales de desarrollo deben ser mayores, mejores y más eficaces, destinando más recursos, y de forma más ágil, a iniciativas que realmente marquen la diferencia. La fiscalidad también es esencial para corregir las disparidades socioeconómicas entre los países y dentro de ellos. Los sistemas fiscales justos se basan en la progresividad y la transparencia. No sólo gravan la renta, sino también la riqueza, y frenan la evasión fiscal de los superricos”, dijo Lula, sugiriendo la exploración de mecanismos fiscales internacionales.
Desde que asumió el cargo, en discursos pronunciados en diversos foros internacionales, Lula ha sostenido que el actual modelo de gobernanza, creado tras la Segunda Guerra Mundial, es anacrónico y ya no representa la geopolítica del siglo XXI.
Para el presidente brasileño, es necesaria una representación adecuada de los países emergentes en órganos como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y en instituciones de financiación como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Según Lula, la deuda de los países pobres es una fuente permanente de inestabilidad política. Para él, estos deudores también deben “sentarse a la mesa para salvaguardar sus prioridades nacionales”.
“Cerca de setenta países, muchos de ellos en África, son insolventes o están próximos a la insolvencia. Casi la mitad de la población mundial, 3.300 millones de personas, vive en países que destinan más recursos al servicio de la deuda que a la educación o la sanidad”, afirmó.
“Queremos animar a las instituciones financieras internacionales a que reduzcan los recargos, aumenten el volumen de recursos concesionales y creen fórmulas para reducir los riesgos. Necesitamos un régimen más equitativo para asignar derechos especiales de giro. Hoy en día, los que más lo necesitan son los que menos reciben, lo que agrava las desigualdades entre países”, añadió Lula, que también abogó por mejorar los mecanismos de financiación climática.
“Los cuatro mayores fondos medioambientales tienen un saldo de más de 10.000 millones de dólares, pero los países en desarrollo no pueden acceder a ellos por simples obstáculos burocráticos”, concluyó. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *