Milei convoca a “nueva era” en Argentina en su primer discurso presidencial

Sin categoría

BUENOS AIRES, 10 dic (Xinhua) — El nuevo presidente de Argentina, Javier Milei, convocó hoy domingo a abrir una “nueva era” en el país sudamericano, en su primer discurso como mandatario.
El dirigente liberal, que gobernará hasta el 10 de diciembre de 2027, advirtió en su mensaje sobre la herencia recibida de parte del Gobierno que lo precedió, y subrayó que no habrá alternativa a un ajuste del gasto para ordenar las cuentas públicas.
“Hoy comienza una nueva era en Argentina, damos por terminada una larga y triste historia de decadencia y declive, y comenzamos el camino de reconstrucción de nuestro país”, dijo el jefe de Estado, que llamó a dejar atrás “décadas de fracasos, peleas intestinas y disputas sin sentido”.
Milei, de 53 años, sucede en el cargo al presidente saliente, Alberto Fernández, luego de imponerse con el 55,65 por ciento de los votos en una segunda vuelta el 19 de noviembre pasado a Sergio Massa, quien representaba a Unión por la Patria y fue ministro de economía entre julio de 2022 y diciembre de 2023.
El nuevo presidente habló ante el público en las escalinatas del Congreso de la Nación, y no dentro del recinto frente a los senadores y diputados, como ha sido la tradición desde el regreso de la democracia al país sudamericano en 1983.
“Mucho se habló de la herencia que vamos a recibir. Quiero ser claro en esto: ningún Gobierno recibió una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros. El kirchnerismo, que en sus inicios se jactaba de tener superávit gemelos (comercial y fiscal), hoy deja déficit gemelos por 17 por ciento del PIB”, precisó.
El referente del partido La Libertad Avanza planteó que “la solución implica un ajuste fiscal en el sector público del 5 por ciento del PIB, que a diferencia de antes, va a caer casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”.
En su mensaje, que fue transmitido al país por la Cadena Oficial de Radio y Televisión, Milei remarcó que “la inflación hoy ya viaja a un ritmo de 20 por ciento y 40 por ciento entre diciembre y febrero, nos dejaron plantada una hiperinflación. Vamos a hacer todos los esfuerzos para evitar esta catástrofe, que llevaría a la pobreza al 90 por ciento y a la indigencia al 50 por ciento”.
“No hay solución alternativa al ajuste. Debe quedar claro que no hay alternativa posible al ajuste. Desde el punto de vista empírico todos los programas gradualistas terminaron mal, y los de ‘shock’ fueron exitosos”, dijo.
La economía de Argentina, la tercera de América Latina, acumuló una caída de 1,5 por ciento en los primeros nueve meses del año, con una inflación que sumó un 120 por ciento entre enero y octubre, y un índice de pobreza que afecta al 40,1 por ciento de la población.
Milei dijo que “en 1853 decidimos como pueblo abrazar las ideas de la libertad, sancionando una Constitución liberal. Lo que vino después fue la expansión económica más impresionante de nuestra historia, que nos convirtió en potencia mundial”.
“En algún momento los políticos decidieron abandonar el modelo que nos había hecho ricos y abrazaron las ideas empobrecedoras del colectivismo. Han insistido durante más de 100 años en defender un modelo que sólo produce pobreza. Señores: ese modelo ha fracasado”, aseguró.
El mandatario remarcó que en los comicios presidenciales de este año “los argentinos eligieron un nuevo contrato social liberal, cuyas instituciones fundamentales son la propiedad privada, los mercados libres de intervención estatal, la libre competencia, la división del trabajo y la cooperación social”.
“Nuestro país exige acción y una acción inmediata. No va a ser fácil. Cien años de fracasos no se deshacen en un día, pero un día se empieza, y ese día es hoy”, consideró.
Las palabras de Milei fueron seguidas por los presidentes de Chile, Gabriel Boric; de Uruguay, Luis Lacalle Pou; de Paraguay, Santiago Peña, y de Ecuador, Daniel Noboa, quienes se ubicaron en sillas colocadas detrás del mandatario argentino.
También estuvieron presentes el rey de España, Felipe VI; el presidente de Armenia, Vahagn Khachaturyan; el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, y el expresidente de Brasil Jair Bolsonaro (2019-2022).
“No venimos a perseguir a nadie. Recibiremos con brazos abiertos a todos aquellos dirigentes políticos, sindicales y empresariales que quieran sumarse a la nueva Argentina. Pero no toleraremos a quienes usen la violencia o la extorsión para obstaculizar el cambio”, afirmó Milei.
El presidente argentino consideró que “el desafío que tenemos por delante es titánico, pero estoy convencido de que vamos a salir adelante”.
Tras su discurso el mandatario se dirigió a la Casa de Gobierno, en el centro de Buenos Aires, para saludar a las delegaciones extranjeras que participaron de la ceremonia de asunción del cargo. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *