Operativo conjunto entre Paraguay y Brasil culmina con la destrucción de 610 toneladas de marihuana

INTERNACIONAL

ASUNCIÓN, 19 ago (Xinhua) — Con la destrucción de un total de 610 toneladas de marihuana, culminó este viernes un operativo conjunto internacional desarrollado por autoridades de Paraguay y Brasil en la ciudad fronteriza de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay, informó la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad). Según el reporte, luego de completar 10 días de intensos rastrillajes en zonas boscosas y montañosas, se lograron erradicar 197 hectáreas de plantaciones de cannabis y fueron inutilizados 56 narco campamentos. Fue en el marco de la operación denominada “Nueva Alianza XXXIII”, llevado adelante por agentes especiales antidrogas, con apoyo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el Ministerio Público de Paraguay, la Fuerza Aérea Paraguaya y la Policía Federal de Brasil. El informe de la entidad antinarcótica paraguaya da cuenta de que el operativo se inició el pasado 10 de agosto con el desplazamiento de las fuerzas conjuntas hasta las zonas de incidencia del tráfico de marihuana, concentradas principalmente en las colonias rurales conocidas como “Cerro Kuatia” y “Rosalina”. Los helicópteros de la Fuerza Aérea Paraguaya y la Policía Federal de Brasil otorgaron facilidades en la cobertura operativa para la colocación de los equipos en los terrenos estratégicos. Las hectáreas de cannabis eliminadas equivalen a 591 toneladas de la hierba, que no ingresaron al circuito de tráfico nacional ni regional, cuyo principal mercado de comercialización es el brasileño. En cuanto a los campamentos hallados, éstos resultaron ser precarios pero ofrecían lo necesario para emplear la custodia y la producción de toneladas de la hierba, siendo conservadas bajo dichas estructuras, un total de 19.000 kilogramos de cannabis listo. Atacar a las fuentes financieras del narcotráfico desde el origen, continúa siendo una férrea estrategia configurada por la Senad y la Policía Federal de Brasil, que en este último operativo, provocó un daño económico a las organizaciones criminales de al menos 18,3 millones de dólares estadounidenses, destaca el reporte. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *