PERFIL: Ex presidente Lula da Silva quiere volver a gobernar Brasil

INTERNACIONAL

BRASILIA, 29 oct (Xinhua) — El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), del Partido de los Trabajadores (PT), buscará mañana domingo, en la segunda vuelta electoral, retornar al poder con una agenda de fuerte contenido social. El ex sindicalista ha sido protagonista de una espectacular recuperación de su liderazgo político, luego de haber pasado más de un año en prisión entre 2018 y 2019, debido a una polémica condena que luego fue anulada por la Corte Suprema. Nacido en una familia pobre del estado de Pernambuco, en el noreste del país, Lula da Silva inició su carrera política en el sindicalismo, fundó el PT y la Central Única de Trabajadores (CUT), la mayor organización sindical de América Latina. En sus dos mandatos, Lula da Silva puso en la agenda política brasileña la cuestión del hambre y la pobreza, y buscó conciliar las políticas sociales con la disciplina fiscal y el crecimiento económico sostenible. Impulsada por un frente externo favorable y un fuerte aumento de las exportaciones, la economía brasileña pudo ser estabilizada, lo cual permitió retirar a decenas de millones de brasileños de la pobreza. Su política internacional fue muy activa y universalista, reforzando tanto las alianzas tradicionales como dando un fuerte impulso a las relaciones Sur-Sur. Al final de su segundo mandato, Lula da Silva terminó como el presidente más popular en la historia brasileña, con 80 por ciento de aprobación. Los impactos de la crisis económica internacional y los múltiples escándalos de corrupción que salpicaron al PT y a sus aliados, sin embargo, erosionaron su figura después de que dejó la Presidencia. Lula da Silva fue blanco de la operación “Lava Jato” (Lavadero) que, en base a las delaciones premiadas de altos ejecutivos de empresas proveedoras de la petrolera estatal Petrobras, llevaron a la cárcel a notorios dirigentes políticos y grandes empresarios. El ex presidente fue condenado en 2017 por el entonces juez Sergio Moro, y estuvo en prisión por 19 meses. Luego, la Corte Suprema anuló la condena, determinando la nulidad del juicio debido a vicios de parcialidad por parte Moro. Nuevamente en libertad a fines de 2019, el ex presidente se dedicó desde entonces a retomar su carrera política y tejer un amplio abanico de alianzas con fuerzas de izquierda y de centro. A los 77 años, llega a la segunda vuelta de mañana domingo con una ligera ventaja sobre el presidente Jair Bolsonaro. En la primera vuelta, celebrada el 2 de octubre, Lula da Silva obtuvo 57,2 millones de votos, el 48,3 por ciento de los válidos, ante 51 millones, el 43,2 por ciento de los votos válidos, del presidente Bolsonaro. Entre sus principales propuestas están el retorno de la política de aumento real del salario mínimo, el fortalecimiento de las empresas estatales y el combate al hambre y la pobreza. En el último debate televisivo, efectuado el viernes, el líder petista se dirigió a los electores afirmando que durante su gobierno “la cultura funcionaba, la educación funcionaba, el pueblo trabajaba, el salario aumentaba”. “Podemos reconstruir este país, depende únicamente de que usted vaya a votar el domingo”, agregó Lula da Silva. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *