Presidente argentino realiza balance de gestión en discurso de despedida

Sin categoría

BUENOS AIRES, 8 dic (Xinhua) — El presidente de Argentina, Alberto Fernández, realizó hoy viernes un balance de su gestión de cuatro años al frente del país, destacando en un discurso de despedida diversos logros alcanzados y los desafíos pendientes en torno a la inflación y la pobreza.
“Argentina vio crecer su economía un 16 por ciento entre 2021 y 2022. El empleo registrado comenzó un crecimiento que lleva 37 meses ininterrumpidos”, afirmó el mandatario en un mensaje a la población difundido a través de la cadena nacional de radio y televisión.
Fernández, que dejará el cargo el 10 de diciembre próximo, dijo además que “para garantizar un desarrollo justo y federal, a lo largo de todo nuestro mandato transferimos recursos a las provincias”.
“El año entrante ingresarán, producto de nuestras exportaciones agrícolas y ganaderas, de nuestras exportaciones de gas y de litio, alrededor de 35.000 millones de dólares. Además, gracias al gasoducto que construimos, dejaremos de gastar 5.000 millones de dólares para importar gas licuado”, afirmó el mandatario.
El presidente argentino estimó que “de aquí hasta el 2030 las estimaciones marcan que las exportaciones sumadas de bienes y servicios crecerán el 80 por ciento”.
“Con semejante escenario no es razonable pensar en un ajuste que detenga nuestra producción y restrinja el empleo y el consumo que tanto nos ha costado recuperar. Debemos cuidar que bajo el argumento de querer resolver el problema fiscal, no se vulneren los derechos de los que trabajan ni se frustren las aspiraciones de los que invierten y producen”, afirmó.
Fernández será sucedido el 10 de diciembre por el dirigente liberal Javier Milei, que ha anticipado un ajuste del gasto para ordenar las cuentas públicas.
“Sabemos que no alcanzamos los objetivos que nos propusimos en el fortalecimiento del ingreso, la lucha contra la inflación y la disminución de la pobreza. Porque las circunstancias y el contexto no nos acompañaron, y también porque deberíamos haberlo hecho mejor o diferente”, admitió el jefe de Estado.
En ese sentido, recordó que asumió el Gobierno “en diciembre del 2019 en una situación calamitosa, con altísimos índices de pobreza e inflación y una deuda que nos comprometía por generaciones”.
“Soy plenamente consciente de que el voto popular de ese momento expresaba la esperanza de terminar de una vez y para siempre con esa herencia y que no logramos plenamente el cometido”, concedió.
Sin embargo, Fernández remarcó que “Argentina es un país mucho mejor que hace cuatro años: con más trabajo, más obras de infraestructura construidas, más viviendas, más industria, más universidades, más derechos para las mujeres y disidencias, más desarrollo de ciencia y tecnología”.
“Actuamos de buena fe y hemos trabajado honradamente. He dejado todo de mí en estos cuatro años de esfuerzo y solo me he llevado el enorme honor que me han concedido de presidir esta Patria que tanto amo”, sostuvo.
Fernández agradeció a quienes lo acompañaron en la función pública desde el Gobierno nacional y también a los gobernadores provinciales, a los intendentes (alcaldes) y “a todos quienes dedican cada día de su vida a la única herramienta real de transformación en democracia, la política”. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *