Resurge COVID-19 en Sudáfrica, pero aún falta confirmar quinta ola

Sin categoría

JOHANNESBURGO, 29 abr (Xinhua) — El ministro de Salud de Sudáfrica, Joe Phaahla, dijo hoy que el número de nuevos casos de COVID-19 en el país ha subido marcadamente en las últimas dos semanas, pero que no se sabrá con certeza si el país ha entrado a la quinta ola sino hasta la próxima semana.
En tan sólo una semana, los casos activos se han elevado a alrededor de 40.000. El número de muertes se incrementó de 51 en los siete días anteriores a 150 en la semana del 18 al 24 de abril, dijo Phaahla al informar a los medios sobre las crecientes cifras de la COVID-19.
“El aumento en los contagios diarios registró un repunte más fuerte al acercarnos al final de la semana concluida el sábado 23 de abril, y esto se ha sostenido durante la semana iniciada el lunes 25 de abril hasta alcanzar más de 6.000 casos el miércoles 27 de abril” , dijo.
Existen dos subvariantes dominantes de Ómicron, la B.4 y la B.5, las cuales tienen algunas diferencias con respecto a la variante original B.1, pero no suficientes como para calificar como nuevas variantes de preocupación, señaló el ministro.
Más del 85 por ciento de los resultados positivos provienen de tres provincias: Gauteng, Cabo Occidental y KwaZulu Natal.
“La tasa de positividad sigue siendo muy alta” , añadió.
A pesar de que los científicos afirman que Sudáfrica ha entrado a la quinta ola por el aumento en los casos, Phaahla dijo que es prudente aguardar una semana más para confirmar la ola.
“Decidimos esperar un poco más para observar durante más de siete días y ver si la tendencia al alza se sostiene y si la respuesta es sí” , indicó.
Con anterioridad se había pronosticado que la quinta ola se produciría a mediados de mayo.
El ministro recordó al público que debe mantenerse atento ante los graves riesgos de la COVID-19 a pesar del relajamiento de las regulaciones para frenar la propagación del virus.
“La COVID-19 sigue siendo una amenaza, no podemos permitirnos descartar todas las medidas de prevención. Esto ejercería una seria presión sobre nuestro sistema de salud” , dijo.
A pesar de millones de dosis de vacunas disponibles, menos del 50 por ciento de la población sudafricana ha sido vacunada. A medida que se acerca la quinta ola, el ministro dijo que se debe exhortar a la población más joven, de entre 18 y 35 años de edad, a vacunarse.
“Hemos presenciado una muy baja aceptación de las vacunas, por desgracia. No es momento de bajar la guardia” , indicó. Fin