Suecia podría imponer nuevas medidas para combatir posible nueva ola de COVID-19

Sin categoría

ESTOCOLMO, 2 may (Xinhua) — Apenas un mes después de que Suecia anunció que la COVID-19 ya no era considerada peligrosa y de que desechó algunas medidas de salud para combatir la enfermedad, la agencia de salud pública del país indicó hoy que está preparada para introducir nuevas medidas restrictivas si surge una nueva ola en el país.
En uno de tres escenarios hipotéticos, la agencia describió una situación en la que una potencial nueva variante del virus pudiera evadir el sistema inmunológico y causar una enfermedad grave.
“Estaríamos entonces en una situación en la que el esfuerzo de vacunación no sería suficiente y en la que tendríamos que introducir medidas como limitar los contactos sociales, restringir las reuniones públicas y recomendar el trabajo desde casa” , dijo a la televisión sueca Sara Byfors, gerente de unidad de la agencia.
La agencia también presentó otros dos posibles escenarios, aunque no tan preocupantes.
Aunque el peor escenario posible no es considerado el más probable, hay señales de que la propagación de los contagios se está acelerando una vez más.
Para finales de abril, un promedio de 25 personas diarias fueron hospitalizadas por COVID-19 en Suecia. Es probable que esta cifra se duplique para mediados de mayo, añadió la agencia.
Como en muchos otros países, la subvariante BA.2 de Ómicron, la cual es más contagiosa, ahora domina en Suecia. También se considera que la eliminación de restricciones ha contribuido a la propagación de los contagios.
“Lo más importante en este momento es que todos los que tengan la oportunidad de hacerlo se vacunen (…) para protegerse de la enfermedad grave” , indicó en un comunicado de prensa la directora general de la agencia, Karin Tegmark Wisell. “Por otra parte, las consecuencias para la sociedad son reducidas, por ejemplo, la carga actual sobre el sistema de salud y la ausencia del trabajo” .
Todas las personas de 65 años o más deben recibir una cuarta dosis de una vacuna contra la COVID-19, añadió la directora general. Fin