Texto íntegro del discurso de Xi Jinping en celebración del 25° aniversario del retorno de Hong Kong a la patria y ceremonia inaugural del sexto mandato del Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong

INTERNACIONAL

HONG KONG, 2 jul (Xinhua) — El presidente chino, Xi Jinping, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China y presidente de la Comisión Militar Central, pronunció un discurso el viernes en la reunión de celebración del 25º aniversario del retorno de Hong Kong a la patria y la ceremonia inaugural del sexto mandato del Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong. El siguiente es el texto íntegro del discurso. Discurso en el acto de celebración del 25° aniversario del retorno de Hong Kong a la patria y la ceremonia de inauguración del sexto mandato del Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong Xi Jinping (1 de julio de 2022) Compatriotas y amigos: Hoy nos reunimos aquí solemnemente para celebrar el 25° aniversario del retorno de Hong Kong a la patria y realizar la ceremonia de inauguración del sexto mandato del Gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK). Ante todo, permítanme dedicar mi cordial saludo a todos los residentes de Hong Kong, extender mis cálidas felicitaciones al señor John Lee, jefe ejecutivo recién nombrado para el sexto mandato del Gobierno de la RAEHK, y a los principales funcionarios y los miembros del Consejo Ejecutivo del sexto mandato del Gobierno de la RAEHK, y expresar mis sinceros agradecimientos a los compatriotas de dentro y fuera del país y a los amigos extranjeros que respaldan la causa de la práctica de “un país con dos sistemas” y apoyan la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong. En la historia de más de cinco milenios de la civilización de la nación china está registrado el duro trabajo de los antepasados chinos en esta tierra de Lingnan. La historia moderna de China tras la Guerra del Opio registra la humillación de nuestra nación por la cesión obligada de Hong Kong, así como la lucha de los chinos por salvar el país y buscar su supervivencia. En la historia de los cien años de lucha impetuosa llevada a cabo por el Partido Comunista de China (PCCh) uniendo y conduciendo al pueblo, están inscritas las contribuciones únicas e importantes hechas por los compatriotas de Hong Kong. A lo largo de la historia, los compatriotas de Hong Kong siempre han afrontado con la patria la tempestad en un mismo barco y se han mantenido unidos a ella por la consanguinidad. El retorno de Hong Kong a la patria ha iniciado una nueva era en la historia de Hong Kong. En los últimos 25 años, gracias al pleno apoyo de la patria y a los esfuerzos conjuntos del Gobierno y de los diversos círculos sociales de la RAEHK, la práctica de “un país con dos sistemas” ha conseguido éxitos reconocidos por todo el mundo. – Tras su retorno a la patria, en medio de la impetuosa corriente de la reforma y apertura del país, Hong Kong se ha atrevido a ser pionera y vanguardista y ha desempeñado unos importantes papeles de puente -que une el interior del país con el resto del mundo- y de ventana, habiendo contribuido de manera insustituible a la creación del milagro de un desarrollo duraderamente estable y rápido de la economía por parte de la patria. Hong Kong se integra de forma activa en la situación general del desarrollo nacional, se acopla con la estrategia estatal de desarrollo y sigue manteniendo su ventaja de un alto grado de libertad y apertura y una conexión fluida con las normas internacionales, desplegando una función significativa en la formación de una nueva configuración de una apertura al exterior de mayor alcance, extensión y profundidad. Los intercambios y la cooperación entre Hong Kong y el interior del país se han ampliado en todos los ámbitos y los mecanismos pertinentes se están perfeccionando constantemente, así que se volverán cada día más extensos los escenarios donde los compatriotas de Hong Kong desarrollan actividades emprendedoras y rinden servicios meritorios. – Tras su retorno a la patria, Hong Kong ha superado diversas tempestades y desafíos, y hoy avanza con pasos seguros. Ni la crisis financiera internacional, ni la epidemia de la COVID-19, ni las intensas agitaciones sociales pudieron impedir los pasos de avance de Hong Kong. En los últimos 25 años, Hong Kong ha experimentado un desarrollo económico vigoroso, y ha mantenido sólido su estatus como centro internacional de finanzas, transporte marítimo y comercio, con un desarrollo rápido de las industrias científicas y tecnológicas innovadoras, con una postura vanguardista a nivel mundial en cuanto a libertad y apertura, y con un entorno de negocios de primer orden mundial, de manera que las leyes que la región aplicaba antes de su retorno, incluido el derecho común, han logrado mantenerse y desarrollarse, los servicios de interés social han cobrado un progreso integral y la situación de la sociedad se ha mantenido estable en general. Como una metrópolis internacional, Hong Kong está irradiando una pujante vitalidad que asombra al mundo. – Tras su retorno a la patria, los compatriotas de Hong Kong han logrado ejercer su condición de dueños de la región y, con la implementación de las directrices de “administración de Hong Kong por los hongkoneses” y de un alto grado de autonomía, se ha iniciado una verdadera democracia en Hong Kong. En los últimos 25 años ha funcionado de forma prudente el orden constitucional de la RAEHK basado en la Constitución y la Ley Básica, se ha hecho efectivo el poder administrativo general del Gobierno central, y el alto grado de autonomía de la RAEHK se ha aplicado de manera correcta. La elaboración de la Ley de la República Popular China sobre la Salvaguardia de la Seguridad Nacional en la RAEHK, el establecimiento de normas institucionales para esta salvaguardia, y la modificación y el perfeccionamiento del sistema electoral de Hong Kong han garantizado la aplicación del principio de “administración de Hong Kong por los patriotas”. El sistema democrático de la RAEHK tendrá por delante una perspectiva brillante, pues corresponde a la directriz de “un país con dos sistemas” y al estatus constitucional de Hong Kong, y favorece la salvaguardia de los derechos democráticos de los residentes de Hong Kong y el mantenimiento de su prosperidad y estabilidad. ¡Compatriotas y amigos! “Un país con dos sistemas”, una gran iniciativa sin paralelo en la historia, tiene como propósito fundamental salvaguardar la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del Estado, y defender la prosperidad y la estabilidad duraderas de Hong Kong y Macao. Todo lo que ha hecho el Gobierno central es en pro del país, de Hong Kong y Macao, y de los compatriotas de estas dos regiones. En el acto de celebración del 20º aniversario del retorno de Hong Kong a la patria dije que el Gobierno central implementa la directriz de “un país con dos sistemas” persistiendo en los siguientes dos puntos: primero, hay que aplicarla firme e invariablemente asegurándose de que esta se mantenga sin cambios ni vacilaciones, y segundo, hay que aplicarla integral y acertadamente, garantizando que esta se ejecute sin distorsiones ni tergiversaciones. Hoy quisiera destacar una vez más que “un país con dos sistemas” ha sido probado repetidamente en la práctica, corresponde a los intereses fundamentales del país y la nación y a los de Hong Kong y Macao, ha logrado el pleno respaldo de los más de 1.400 millones de habitantes de la patria, ha ganado el unánime apoyo de los residentes de Hong Kong y Macao, y se ha granjeado la aprobación general de la comunidad internacional. No hay ninguna razón para cambiar un buen sistema como este, el cual hemos de mantener a largo plazo. ¡Compatriotas y amigos! Al repasar viejos conocimientos, afloran nuevas ideas; al reflejarnos en lo pasado, entendemos lo por venir. La rica práctica de “un país con dos sistemas” en Hong Kong nos ha dejado considerables experiencias valiosas, y también mucha inspiración profunda. Las prácticas de estos 25 años nos han mostrado que solo entendiendo a fondo y dominando precisamente la ley de la práctica de la directriz de “un país con dos sistemas” podremos garantizar que la causa de esta avance segura y permanentemente siguiendo siempre el rumbo correcto. Primero, hay que implementar integral y acertadamente la directriz de “un país con dos sistemas”. Siendo un sistema completo, esta directriz tiene como principio supremo la salvaguardia de la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del Estado. Y con sujeción a este prerrequisito, Hong Kong y Macao mantienen invariable por largo tiempo su sistema capitalista ya establecido, gozando de un alto grado de autonomía. El socialismo es el sistema fundamental de la República Popular China, y el liderazgo del PCCh constituye la característica más esencial del socialismo con peculiaridades chinas. Todos los habitantes de las regiones administrativas especiales deben respetar y defender conscientemente este sistema fundamental del país. La implementación integral y acertada de la directriz de “un país con dos sistemas” abrirá espacios de desarrollo infinitamente amplios para Hong Kong y Macao. Cuando se aplique con más solidez el principio de “un país”, mayores ventajas de “dos sistemas” se pondrán de manifiesto. Segundo, hay que insistir en la concertación del ejercicio del poder administrativo general del Gobierno central con la garantía del alto grado de autonomía de las regiones administrativas especiales. Con su retorno a la patria, Hong Kong se incluyó de nuevo en el sistema de Gobierno del país y estableció un orden constitucional propio de la región administrativa especial con la directriz de “un país con dos sistemas” como guía fundamental. El poder administrativo general que ejerce el Gobierno central sobre las regiones administrativas especiales constituye la fuente del alto grado de autonomía de las dos regiones, y, a la vez, el Gobierno central respeta plenamente y defiende firmemente esta autonomía de que disfrutan ellas conforme a la ley. La implementación del poder administrativo general de la dirección central es coherente con la garantía del alto grado de autonomía de las regiones administrativas especiales, y solo cumpliéndose esta coherencia se podrá gobernar bien dichas regiones. Ellas aplican con firmeza el sistema en el que el poder ejecutivo desempeña el papel orientador. Los órganos ejecutivos, legislativos y judiciales cumplen sus atribuciones de acuerdo con las leyes fundamentales y las regulaciones pertinentes, los órganos ejecutivos y los legislativos se acotan mutuamente mientras se colaboran entre sí, y los judiciales ejercen las competencias jurisdiccionales de forma independiente y según la ley. Tercero, hay que aplicar la “administración de Hong Kong por los patriotas”. El poder debe mantenerse en manos de los patriotas, lo cual es una regla política de práctica mundial. En el mundo no hay ningún país ni ninguna región cuyo pueblo pueda permitir que la gente que no ama a la patria e incluso las fuerzas y personas vendepatrias o traidoras tomen el poder. Mantener el poder administrativo de la RAEHK firmemente en manos de los patriotas es una exigencia inexorable para garantizar la paz y el orden duraderos de la región, exigencia que debemos cumplir sin vacilar en ningún momento. Salvaguardar el poder administrativo es preservar la prosperidad y la estabilidad de Hong Kong y proteger los intereses vitales de los más de siete millones de habitantes de Hong Kong. Cuarto, hay que mantener la posición y superioridad peculiar de Hong Kong. Al tratar los asuntos de esta región, el Gobierno central siempre considera la situación desde una perspectiva estratégica y general y toma los intereses fundamentales y de largo plazo tanto del país como de Hong Kong como puntos de partida y de llegada. Los intereses fundamentales de Hong Kong son coherentes con los del país, y el Gobierno central y los compatriotas de esta región comparten las mismas aspiraciones. Tener a la patria como apoyo y comunicarse con el mundo constituye la ventaja notable única de Hong Kong, la cual aprecian sumamente tanto los residentes hongkoneses como el Gobierno central. El Gobierno central apoya plenamente a Hong Kong en la preservación a largo plazo de su peculiar posición y superioridad, en la consolidación de su estatus de centro internacional financiero, comercial y de transporte marítimo, en la protección del ambiente de negocios libre, abierto y reglamentado, en el mantenimiento del sistema de derecho común y en la ampliación de su comunicación fluida y conveniente con el mundo. El Gobierno central tiene la convicción de que Hong Kong hará significativas aportaciones sin falta en el proceso histórico de la construcción integral de un país socialista moderno y la materialización de la gran revitalización de la nación china. ¡Compatriotas y amigos! Los compatriotas hongkoneses nunca han estado ausentes en el proceso en el que el pueblo chino y la nación china han realizado un gran salto -de la puesta en pie a una modesta prosperidad y a una naciente fortaleza-. Hong Kong se encuentra actualmente en una nueva etapa en la que, habiendo pasado del caos al orden, se está encaminando hacia la prosperidad, y los cinco años venideros le supondrán un período crucial de abrir nuevos horizontes y lograr nuevos saltos. Nos enfrentamos tanto a oportunidades como a desafíos, con más oportunidades que desafíos. El Gobierno central y las personalidades de los diversos círculos sociales de Hong Kong depositan grandes esperanzas en el nuevo Gobierno de la RAEHK, y el pueblo de todas las etnias del país brinda a Hong Kong los mejores votos. Aquí quisiera formular las cuatro propuestas siguientes: Primero, hay que esforzarse por elevar el nivel de gobernanza. Es una necesidad apremiante para construir y desarrollar bien la RAEHK perfeccionar el sistema de gobernanza y aumentar la capacidad y la eficacia al respecto. El jefe ejecutivo y el Gobierno de la RAEHK desempeñan el papel de pilotos y son los primeros responsables de la gobernanza de Hong Kong. Deben cumplir fielmente sus juramentos, implementar con acciones concretas la directriz de “un país con dos sistemas” y salvaguardar la autoridad de la Ley Básica para contribuir con toda dedicación a la RAEHK. Hay que elegir a personas honestas y nombrar a las competentes de acuerdo con el estándar de considerar simultáneamente la integridad moral y la competencia profesional, atraer ampliamente a los talentos sobresalientes que poseen una postura firme de amar tanto al país como a Hong Kong, están dotados de una capacidad destacada de administración y se dedican a servir con entusiasmo al pueblo, para que presten servicios en el Gobierno. Hemos de incrementar la conciencia de la nación y ampliar la visión global para planear activamente el desarrollo de Hong Kong partiendo de la necesidad de la situación general y la de largo plazo. Se tiene que transformar el concepto de gobernanza, dominar bien las relaciones entre el Gobierno y el mercado, y combinar mejor el Gobierno emprendedor y el mercado eficaz. Hay que reforzar la administración gubernamental, mejorar el modo de actuar de los Gobiernos, establecer nuevos hábitos de tener la valentía de asumir responsabilidades y ser capaces de emprender y obtener éxito, a fin de demostrar una nueva fisonomía de buena política y gobernanza. Segundo, hay que fortalecer sin cesar las energías motrices. Contando con una posición peculiar y unas condiciones excelentes, Hong Kong tiene un espacio de desarrollo muy amplio. El Gobierno central apoya con toda la energía a Hong Kong para que, aprovechando las oportunidades históricas del desarrollo nacional, se acople conscientemente a las estrategias nacionales, como el XIV Plan Quinquenal, la construcción de la Gran Área de la Bahía de Guangdong-Hong Kong-Macao y el desarrollo de alta calidad de la Franja y la Ruta. El Gobierno central apoya plenamente a Hong Kong en su despliegue de intercambios y cooperación más amplios y estrechos con el resto del mundo para atraer a emprendedores que tengan muchas aspiraciones a desplegar sus habilidades. El Gobierno central apoya con toda la fuerza a Hong Kong en el impulso dinámico y prudente de la reforma y en la eliminación de las barreras erigidas por la solidificación de los intereses, de manera que libere plenamente la enorme creatividad y vitalidad de desarrollo potencial de la sociedad de Hong Kong. Tercero, hay que dar solución efectiva a las inquietudes y dificultades en la vida de la población. “Los que disfrutan de los beneficios y la felicidad conferidos por el país han de compartir con la población las preocupaciones e inquietudes”. He dicho que nuestro objetivo de lucha es la aspiración del pueblo por una vida mejor. En la actualidad, el anhelo más elevado de los hongkoneses consiste en esperar una vida mejor, unas viviendas más espaciosas, más oportunidades de emprendimiento, una educación de mayor calidad para los niños y una atención mejor para los ancianos. El Gobierno tiene que responder a lo que clama la población. El nuevo mandato del Gobierno de la RAEHK debe adoptar una actitud práctica y emprendedora para no defraudar nunca al pueblo, tomar la esperanza de toda la sociedad, en particular de los ciudadanos comunes, como la máxima aspiración de su gobernación, y avanzar superando las dificultades con mayor resolución y a través de medidas más eficaces, de modo que los logros del desarrollo beneficien en mayor medida y de forma más equitativa a todos los ciudadanos, y que cada uno de ellos tenga la firme convicción de que será capaz de cambiar su propia vida y la de sus familiares siempre que trabaje duro. Cuarto, hay que preservar juntos la armonía y la estabilidad. La armonía en una familia trae el éxito en todo. Hong Kong es el hogar común de todos sus residentes. Tras experimentar las tempestades, todos sentimos dolorosamente que no es permisible que Hong Kong se sumerja en el caos y que esta región no podrá soportarlo, y más aún, sentimos profundamente que el desarrollo de Hong Kong no permitirá ninguna demora más, por lo que se debe eliminar toda interferencia para concentrarse en la búsqueda del desarrollo. Todo residente de Hong Kong, sean cuales sean su profesión y creencias, será una fuerza positiva para la construcción de la región y podrá contribuir a esta, siempre que apoye sinceramente la directriz de “un país con dos sistemas”, ame a Hong Kong como su propio hogar y observe la Ley Básica y las leyes de la RAEHK. Espero que todos los compatriotas de Hong Kong fomenten con energía los valores esenciales que se centran en el amor a la patria y a Hong Kong y se adaptan a la directriz de “un país con dos sistemas”, y continúen desarrollando las bellas tradiciones de la inclusión y ayuda mutua, de la búsqueda de puntos en común preservando las diferencias, de la autosuperación ininterrumpida y del espíritu emprendedor y el coraje de ganar, con miras a crear entre todos una vida mejor. Además, hemos de prestar especial cuidado y atención a los jóvenes. Siempre y cuando la juventud se vigorice, Hong Kong se vigorizará; siempre y cuando aquella se desarrolle, esta se desarrollará; siempre y cuando la primera tenga un futuro brillante, la segunda lo tendrá también. Es menester guiar a los jóvenes para que comprendan a fondo las tendencias generales del desarrollo tanto de China como del mundo y fomenten su orgullo nacional y su sentido de dueños de la región. Es necesario ayudar a los numerosos jóvenes a resolver las dificultades concretas en la educación, el empleo, el emprendimiento y la adquisición de vivienda, a fin de crear más oportunidades para que progresen y sean personas de valía. Esperamos con vehemencia que cada uno de los jóvenes hongkoneses se dedique a la construcción de un Hong Kong mejor para dejar escritos espléndidos capítulos de su vida con una juventud apasionada. ¡Compatriotas y amigos! Reza así un poema chino: “Me gustaría pedir un par de alas a la grulla amarilla para volar de una vez al cielo”. La gran revitalización de la nación china ha entrado en un proceso histórico irreversible. La práctica exitosa del impulso de la directriz de “un país con dos sistemas” en Hong Kong forma parte importante de este proceso. Tenemos la firme convicción de que, con el apoyo resuelto de nuestra gran patria y la sólida garantía proporcionada por dicha directriz, Hong Kong creará sin duda mayores méritos esplendorosos y compartirá sin falta la gloria de la gran revitalización de la nación china junto con el resto de la población de la patria en la nueva expedición de la materialización de nuestro objetivo de lucha fijado para el segundo centenario. Fin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.