Unión Africana pide moderación y diálogo en disputa fronteriza Etiopía-Sudán

INTERNACIONAL

ADÍS ABEBA, 29 jun (Xinhua) — El presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, pidió hoy miércoles a Etiopía y a Sudán ejercer la moderación e iniciar un diálogo respecto a su disputa fronteriza.
En un comunicado de prensa, Mahamat dijo que sigue con profunda preocupación la escalada de tensión militar entre Etiopía y Sudán y lamenta profundamente la pérdida de vidas en su frontera común.
“El presidente de la Comisión de la UA pide abstenerse por completo de cualquier acción militar cualquiera que sea su origen y llama al diálogo entre los dos países hermanos para resolver cualquier disputa”, dice el comunicado. “El presidente señala que las recientes escaramuzas fronterizas no deben minar las soluciones diplomáticas que se buscan para resolver los actuales desafíos internos en los dos Estados miembros de la UA”.
Mahamat exhortó a ambos países a continuar contribuyendo a una solución pacífica de la disputa fronteriza bajo los auspicios del Programa Fronterizo de la UA, a la vez que pidió a los dos miembros veteranos de la organización continental poner fin a todas las hostilidades por el bien de la estabilidad regional y la seguridad colectiva.
Etiopía y Sudán se acusan mutuamente de “provocaciones” por un incidente fronterizo mortal ocurrido la semana pasada.
Sudán decidió el lunes presentar una queja formal ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra Etiopía, mientras que el Ministerio de Relaciones Exteriores sudanés decidió llamar a consultas inmediatamente a su embajador en Etiopía y convocar al embajador etíope en Jartum para informarle de la condena de Sudán.
El martes, el ejército etíope rechazó las acusaciones de haber ejecutado a siete soldados sudaneses cautivos y, en cambio, acusó a Sudán de realizar provocaciones militares contra Etiopía.
El secretario general de la ONU, António Guterres, ha instado a Sudán y Etiopía a tomar medidas concretas para disipar las tensiones y resolver pacíficamente sus diferencias sobre la zona fronteriza de Al-Fashaqa, informó el martes un portavoz de la ONU.
Etiopía y Sudán reclaman desde hace tiempo la región fronteriza de Al-Fashaqa, una zona de tierras fértiles poblada por agricultores etíopes que Sudán afirma que se encuentra dentro de sus fronteras.
“El secretario general está profundamente preocupado por los enfrentamientos renovados entre Sudán y Etiopía a lo largo de su frontera disputada, que tuvieron lugar el 22 de junio y que, según se informa, provocaron la muerte de siete soldados sudaneses y de un civil”, declaró Stephane Dujarric, portavoz del jefe de la ONU, en una conferencia de prensa diaria. “El secretario general expresa sus condolencias a las familias de las víctimas”. Fin